Las trabas para explotar la formulación magistral, a debate

Los profesionales aluden a las restricciones normativas y a la falta de conocimiento como factores principales
Herramientas
Madrid
|
26 abr 2019 - 14:00 h
|

Uno de los temas que se trató en la pasada edición de Infarma fue la escasa explotación que hacen las farmacias de la formulación magistral. En la mesa Otras vías para el laboratorio de formulación, patrocinada por Acofarma, varios expertos abordaron este fenómeno.

Los participantes fueron Anna Codina, farmacéutica y cosmetic consultant; Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España, y Josep Allué, vocal de plantas medicinales y homeopatía del COF de Barcelona, y fue moderado por Francesc Llambí, vocal del COF de Barcelona.

Respecto al papel del formulario nacional, Ana López-Casero señaló que la formulación magistral es una actividad que tiene que ponerse en valor. “Aunque sus mejores defensores son los pacientes, la sociedad todavía no tiene presente lo que puede aportarle, especialmente en un momento en el que está en boga la humanización del sistema sanitario y en el que la posibilidad de crear un medicamento individualizado cobra más valor”, dijo la experta, que añadió que el principal problema reside en la falta de actualización, ya que, añadió “si existiera un mecanismo de actualización periódica y ágil del Formulario Nacional éste podría dar respuesta a las necesidades terapéuticas reales que abarca la formulación magistral”.

A este respecto, la especialista puso como ejemplo que en 2018 el Grupo de Trabajo de Formulación Magistral (GTFM) del CGCOF publicó un estudio basado en la información remitida por 172 farmacias comunitarias, para conocer cuáles son los principios activos más utilizados en la formulación magistral; de este trabajo se desprendió que de las 50 preparaciones más frecuentes realizadas en farmacia comunitaria, sólo 9 están incluidas en el Formulario Nacional, lo que supone un 18 por ciento. De estas, siete se integraron como Fórmulas Magistrales Tipificadas y dos como Preparados Oficinales.

En esta línea, López-Casero afirmó que “ampliar los Preparados Oficinales del Formulario Nacional permitiría desarrollar el laboratorio, puesto que los farmacéuticos podrían elaborarlos y dispensarlos sin necesidad de receta médica”.

Por su parte, Anna Codina introdujo la posibilidad de optimizar el laboratorio de formulación magistral y explicó que en muchas ocasiones “este tipo de formulación es más fácil de ejercer para el farmacéutico, pero muy desconocido”.

Plantas medicinales

Sobre las posibilidades que ofrece la formulación con plantas medicinales, Josep Allué puso sobre la mesa la escasez de principios activos y Preparados Oficinales en el Formulario Nacional, e indicó que “aunque recoge los requisitos en la prescripción y dispensación de formulas magistrales y Preparados Oficinales, no contempla la realidad en absoluto”. Allué apuntó además a la ampliación del campo de preparados a base de plantas y elaborar lotes para que se beneficien pacientes con la misma dolencia.

Asimismo, durante la jornada se propuso la aceptación de manera automática todas las plantas medicinales que apruebe la Agencia Europea del Medicamento, que en la actualidad son alrededor de 160.

También se sugirió la posibilidad de adquirir las directrices de la Unión Europea en cuanto a la mezcla de estas sustancias ya que, aunque en España no está permitido, en otros países de la UE es posible mezclar hasta cuatro principios para elaborar un medicamento siempre que su número, cantidad y función estén justificados.

Twitter
Suplementos y Especiales