La publicidad de las farmacias o ‘en la variedad está el gusto’

Al identificar qué es un anuncio, Madrid es más restrictiva respecto a Castilla-La Mancha o Cataluña
Herramientas
Madrid
|
09 dic 2016 - 12:00 h
|

Ojo con lo que se dice y con lo que se muestra. La publicidad de las farmacias comunitarias es un tema delicado y sobre todo, variado. Cada comunidad Autónoma regula los elementos que se consideran publicidad de las boticas. Sobre este asunto, la responsable del departamento Jurídico de Asefarma, Adela Bueno, es tajante, “en autonomías como la Comunidad de Madrid la farmacia no puede hacer ningún tipo de publicidad”. Aunque explica que “existen ciertas puntualizaciones en otras comunidades, para lo que habría que tener en cuenta la normativa de cada una de ellas e ir delimitando qué se puede hacer y qué no”. En resumen, más vale consultar antes de anunciarse.

La normativa, concretamente el RDL 1/2015 de 24 de julio, “considera infracción grave ‘ofrecer primas, obsequios, premios concursos, bonificaciones, descuentos o similares como métodos vinculados a la promoción o venta al público de los productos regulados en esta ley’. Con ello, se veta por completo a la oficina de farmacia la posibilidad de realizar actuación alguna en tal sentido, con la finalidad de atraer o captar al usuario”, explica Bueno.

Así, el artículo 26 considera infracción grave coartar la libertad del usuario en la elección de la oficina de farmacia, sea por acción u omisión. Por ello, la responsable del Departamento Jurídico de Asefarma recuerda a los boticarios que “deben ser muy cuidadosos con el tipo de acciones, para no incurrir en infracción administrativa”.

En este sentido la abogada Inmaculada Gómez Soto recuerda que la sanción económica en esos casos se establece a partir de los 3.000 euros. Así, lo curioso de la variabilidad entre comunidades es que, mientras en Madrid sólo se considera información (y por lo tanto no publicidad) el nombre y la dirección de la farmacia, otras comunidades tienen una visión más amplia. Por ejemplo, en Castilla-La Mancha se permiten los anuncios de farmacias en la radio. Por su parte, Cataluña permite la venta en una misma página web de medicamentos y de productos de parafarmacia, sólo incluyéndolos en una pestaña diferente. Sin embargo, Madrid obliga a crear dos páginas web diferenciadas y si no, sanciona, explica la abogada. En definitiva, el despliegue informativo o publicitario, deberá hacerse más o menos extensivo, según dónde se sitúe la botica.

Twitter
Suplementos y Especiales