Glovo: la amenaza (ilegal) que no cesa

Fefac vuelve a denunciar el envío ilegal de medicamentos desde esta web, aunque la Aemps instó a cesar esta actividad
Temas relacionados:
Herramientas
Barcelona
|
17 may 2019 - 13:00 h
|

Se dice que no hay más sordo que el que no quiere oír, al igual que no hay más ciego que el que no quiere ver. En el caso que nos ocupa —la oferta de servicios de compra, recogida y entrega de medicamentos a domicilio a través de plataformas web que nada tienen que ver con la farmacia— es cierto que el que hace oídos sordos no hace sino aprovecharse de la (aparente) ceguera de la Administración. Donde leen ceguera interpreten inacción.

Al ejemplo anterior se le pueden poner, si no rostros, sí nombres. Como así fue objeto otras veces en el pasado, la empresa Glovo ha vuelto a ser denunciada ante las autoridades sanitarias por la patronal farmacéutica catalana Fefac por mantener activo su servicio ‘Farmacia24h’ por el cual ofrece a los usuarios la posibilidad de enviar a domicilio (previa compra por un transportista) medicamentos sin receta. En la denuncia interpuesta el pasado 9 de mayo ante el Departamento de Salud de Cataluña se adjunta un comprobante de un pedido realizado en noviembre de 2018 a través de la app de Glovo de ibuprofeno 600mg.

Lo novedoso respecto a esas otras denuncias pasadas —presentadas tanto por Fefac como por otras entidades del sector como Ceofa o el CGCOF— es que entre medias existe una resolución de la Aemps de 1 de julio de 2018 en la que ordenó a la empresa Glovo el “cese de la actividad de venta y entrega de medicamentos”, amén de recordarle a la citada empresa que conforme a la legalidad vigente “ningún pedido o encargo de medicamentos por procedimientos telemáticos puede realizarse a oficinas de farmacia si no es a través del sitio web habilitado al efecto por las propias oficinas de farmacia”.

Llegados a este punto, en el que pese a existir una resolución de cese contra este servicio Glovo lo ha mantenido operativo, cabe preguntarse si han fallado los sistemas de vigilancia por parte de las autoridades y, en concreto, los mecanismos para llevar a buen puerto el cumplimiento de los requerimientos administrativos. En este aspecto, no conviene obviar que en otras prácticas ilícitas en torno a medicamentos en Internet es la propia Aemps quien procede al cierre de webs o dominios sin esperar a que sea el denunciado quien lo ejecute.

Sea como fuere, desde Fefac se destaca que el objetivo de esta nueva denuncia es “insistir en la necesidad de poner fin a la venta ilegal de medicamentos realizada por Glovo” y “continuar colaborando con las autoridades para garantizar que la población recibe los fármacos en las mejores condiciones”.

Twitter
Suplementos y Especiales