El CAR-T que ha revolucionado la oncología, reconocido como medicamento del año

La terapia celular Kymriah, de Novartis, obtiene su reconocimiento tras años de trabajo para llegar a los pacientes
Herramientas
Madrid
|
21 jun 2019 - 13:39 h
|

Son muchas las innovaciones que han llegado en el último año al mercado, pero pocas pueden presumir de haber cambiado de una forma tan clara el abordaje de dos patologías con tan mal pronóstico. Ese medicamento es Kymriah (tisagenlecleucel), de Novartis Oncology, indicado para tratar a pacientes pediátricos y adultos jóvenes hasta 25 años con leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B refractaria, en recaída tras trasplante o en una segunda o posterior recaída, así como para el tratamiento de pacientes adultos con linfoma B difuso de célula grande (LBDCG) en recaída o refractario (r/r) después de dos o más líneas de tratamiento sistémico.

Un tratamiento innovador de una única administración, fabricado individualmente para cada paciente reprogramando las propias células del sistema inmunitario y que ha demostrado respuestas duraderas y un perfil de seguridad consistente. Además, es la única terapia CAR de células T aprobada que acopla el dominio coestimulador 4-1BB, que es crítico para la activación total de la terapia, la mejora de la expansión celular y la persistencia duradera de las células que combaten el cáncer.

<p>El CAR-T que ha revolucionado la oncología, reconocido como medicamento del año</p>

Toda una innovación disruptiva que se ha hecho con el Premio Fundamed & Wecare-u al Medicamento del Año. Un galardón que pone la guinda a muchos años de intenso trabajo. Así lo aseguró Marta Moreno, directora de Relaciones Institucionales de Novartis Oncology, quien, tras agradecer el reconocimiento otorgado, destacó el gran esfuerzo realizado por todo el equipo de la compañía para que esta innovación pueda proporcionar el beneficio esperado en los pacientes.

“Han sido un par de años de intenso trabajo con diferentes autoridades, ministros, directores generales...”, señaló Moreno, quien aseguró que Kymriah es más que un medicamento, “es una terapia celular que constituye tecnología de vanguardia para el tratamiento del cáncer, basada en la inmuno oncología que reprograma las células del paciente para tratar el cáncer”.

Acuerdo innovador

Desde la aprobación por parte de la Comisión Europea en agosto de 2018, la compañía farmacéutica “ha trabajado conjuntamente con las autoridades locales con el fin de establecer un precio que sea sostenible para el Sistema Nacional de Salud, a la vez que reconozca el valor que Kymriah proporciona a los pacientes, al sistema sanitario y a la sociedad en general”, aseguró Moreno, recordando que la compañía ha establecido “un modelo innovador de pago basado en resultados en salud” para esta innovación.

La llegada de Kymriah a los pacientes es solo una muestra más de la capacidad innovadora de una de las primeras compañías que decidió poner su foco en oncología. Una decisión estratégica que le ha llevado a situarse como una de las farmacéuticas líderes en este campo.

La llegada de Kymriah es solo una muestra, pues son numerosas las investigaciones —la farmacéutica tiene en marcha más de una veintena de investigaciones en el área de oncología para tratar diferentes tipos de tumores— que está desarrollando la compañía y que están llamadas a marcar un antes y un después en el abordaje del cáncer a nivel global.

Moreno destacó el esfuerzo de equipo de la compañía suiza.

Twitter
Suplementos y Especiales