El farmacéutico celebra el Día de la Nutrición en un momento “dulce”

La cada vez mayor, y accesible, oferta formativa facilita el crecimiento del número de especialistas en este campo
Herramientas
Madrid
|
24 may 2019 - 05:00 h
|

Recuerda Aquilino García, vocal nacional de Alimentación del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), que “la ciencia de la Nutrición no es exclusividad de nadie”. En consencuencia, tampoco debe considerarse exclusiva de nadie la celebración de un nuevo Día Mundial de la Nutrición este 28 de mayo y, por ende, deben estar ‘invitados’ a conmemorarlo desde médicos, endocrinos, nutricionistas, enfermeras o farmacéuticos (cómo no) hasta cocineros o ciudadanos...

En el caso de los farmacéuticos, se apunta a esta efeméride como “una nueva ocasión para que la población vea al farmacéutico como agente de salud y como consejero nutricional”, apunta García, quien concreta asimismo que en esta edición se pondrá el foco en los alimentos lácteos.

Más allá de este Día Mundial, el binomio farmacia-nutrición pasa por un momento “dulce” —valga especialmente este adjetivo en el caso que nos ocupa—, con miles de farmacéuticos ya con la doble titulación en Farmacia y Nutrición Humana y Dietética, y un interés creciente en este colectivo por acceder a la también cada vez mayor oferta formativa en este área.

Para el vocal nacional de Alimentación, buena parte de culpa de ese “muchísimo interés” de los farmacéuticos por formarse la tienen las vocalías nacional y provinciales del ramo al apostar por una amplia agenda de cursos y jornadas relacionadas con la Alimentación. Hasta 22 actividades de esta temática se contabilizan en otros tantos COF provinciales en los últimos dos años.

Ahora bien, a la hora de ‘repartir’ culpas, también hay que mirar al ámbito docente. “Es de destacar las facilidades que ofrecen algunas facultades para que el estudiante pueda cursar ambas titulaciones a la vez, mientras que otras ofrecen condiciones cómodas para cursar el Grado de Nutrición una vez acabado el de Farmacia”, apunta el vocal nacional. ¿Las consecuencias? “El farmacéutico ve esta doble titulación como una posibilidad más de servicio a la población y de negocio, y se hace notar en el crecimiento exponencial de los gabinetes nutricionales en las boticas”, recuerda.

El consejo ante la cronicidad

De la decena de causas identificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que más riesgo implican de cara al desarrollo de enfermedades crónicas, en torno a la mitad de ellas están ligadas a malas pautas alimenticias/nutricionales.

Con datos así, junto a su cercanía a la población, quedaría más que justificada la importancia del farmacéutico comunitario en la promoción de hábitos saludables. “Unas pautas nutricionales correctas contribuyen a una mejora importante de la salud. Y el farmacéutico, como técnico en alimentación/nutrición, tiene la obligación de asesorar a la población con consejos nutricionales para contribuir a aumentar la salud y, por ende, la calidad de vida”, expone el vocal nacional. Como ejemplo de ello, García alude a cómo una buena alimentación acompañada de ejercicio físico mejora patologías tan importantes como la diabetes y el colesterol.

Otro de los estandartes de esta implicación son los seis Planes Plenufar de Educación Nutricional que, hasta el momento, ha desarrollado la Organización Farmacéutica Colegial en diferentes colectivos (como embarazadas) y de los que se han beneficiado de forma directa o indirecta cientos de miles de personas.

Al principio de este artículo se comentaba que la nutrición no es exclusividad de nadie... Ni tampoco la responsabilidad en torno a ella. Como en tantas otras facetas sanitarias, la colaboración con otros profesionales, como los propios nutricionistas, es fundamental “por el bien de la población”, sentencia este experto.

Twitter
Suplementos y Especiales