El 54% de los españoles confía en su profesional farmacéutico

El estudio ‘Health Report 2019’ analiza la percepción de la población europea
Temas relacionados:
Herramientas
Berlín
|
24 may 2019 - 05:00 h
|

Los españoles son, junto a los italianos, los que más confían en su profesional farmacéutico ya que el 54 por ciento les hace consultas frente al 39 por ciento de la media europea. Ésta es una de las conclusiones del estudio ‘Health Report 2019’, realizado por la compañía farmacéutica Stada con 18.000 encuestados en nueve países europeos: Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Rusia, Serbia, España y Reino Unido.

En cuanto a qué hacer tras experimentar los primeros síntomas de una enfermedad leve, los españoles piden cita rápidamente con el médico, mientras que en Alemania confían en los remedios caseros como menta, jengibre, bicarbonato y bolsas de agua caliente. Asimismo, en Rusia prefieren informarse por internet antes de ir a la farmacia.

Sobre la abolición del requisito de receta para determinados tipos de medicamentos, la población española está bastante dividida, mientras que Polonia tiene la aceptación más alta (61 por ciento) de los países europeos.

España es el país también más optimista respecto a la cura de enfermedades para el futuro (62 por ciento) y, por el contrario, los más preocupados por el futuro son los franceses (con un 44 por ciento) debido al temor a los problemas ambientales y sociales y al miedo a la disminución de la calidad de la atención médica asociado la digitalización.

Sobre nuevas tecnologías, el 56 por ciento de los europeos se sometería a una cirugía con el “Dr. Robot”. El estudio ha demostrado un resultado significativo sobre la cirugía asistida por robots, que ya no se percibe como una visión futurista sino como una práctica actual.

En España, el 62 por ciento estaría dispuesto a permitir que un robot le practique una cirugía si está bajo supervisión constante y un médico pudiese intervenir en cualquier momento.

En cambio, el uso de aplicaciones para el seguimiento de la salud sigue siendo una tendencia a la baja en Europa. De media, solo el 41 por ciento las usaría, siendo una vez más España el que más empeño le pone, con un 54 por ciento. Por su parte, la población europea tiene una actitud menos abierta hacia el implante de biosensores por su preocupación sobre el procedimiento y por las inquietudes acerca de la gestión de sus datos personales. Únicamente el 38 por ciento estaría dispuesto a permitir que se le implante esta tecnología en el cuerpo, siendo los alemanes los más escépticos (el 71 por ciento de ellos no estaría dispuesto a colocarse este implante).

Asimismo, alrededor de la mitad de los encuestados (el 54 por ciento) puede imaginase pasando consulta en el médico a través de una cámara web o por internet para una enfermedad leve excepto en Bélgica donde la población consideran la interacción personal más importante.

<p>El 54% de los españoles confía en su profesional farmacéutico </p>
Twitter
Suplementos y Especiales