e-planning ad

Mejorar la asistencia en Hepatitis C, clave para contribuir a su eliminación en poblaciones vulnerables

Herramientas
Madrid
|
01 oct 2019 - 08:00 h
|

Este martes 1 de octubre se celebra el Día Internacional de la Hepatitis C. Y entre los días 26 y 28 de septiembre se ha celebrado en Cáceres el V Congreso Nacional del Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas (Gehep) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc). En esta cita se reunieron más de 200 expertos para, según explicaba, Miguel García Deltoro, presidente de GEHEP y jefe de Servicio de Infecciosas del Hospital General Universitario de Valencia, abordar “los resultados de los últimos estudios realizados en hepatitis virales en España, las aportaciones más novedosas en su manejo y diagnóstico y debatir sobre la situación epidemiológica de estas enfermedades y los retos futuros”.

Uno de los temas más destacados del Congreso fue la eliminación de la Hepatitis C, teniendo en cuenta la adaptación que hay que realizar como consecuencia de la generación de nuevos tratamientos. Asimismo, teniendo en cuenta la naturaleza multidisciplinar del evento, se trataron de ofrecer diferentes perspectivas para llegar a la eliminación del VHC.

El diagnóstico es clave en el abordaje del VHC, y García Deltoro apuntaba a que desde Gehep han “fomentado tanto el diagnóstico en un solo paso como las técnicas de ‘point of care’, que permiten acercar el diagnóstico y el tratamiento allí donde está el paciente” y que son especialmente relevantes a la hora de abordar a las poblaciones más vulnerables que “suponen uno de los mayores y más ilusionantes retos que requieren un enorme esfuerzo de colaboración con sociedades, ONGs y recursos sociales”. También sobre la eliminación de esta enfermedad intervenía Luis Enrique Morano, responsable de la Unidad de Patología Infecciosa del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, señalando que una vez se ha contado con nuevos tratamientos, el papel del infectólogo debe orientarse a “evitar la reinfección de los pacientes que mantienen conductas de alto riesgo (uso de drogas, conductas sexuales, etc.) y en la detección y

tratamiento de casos de infección del virus C en colectivos marginales que tienen más difícil acceder a la sanidad pública, como adictos a drogas, pacientes psiquiátricos, personas sintecho, inmigrantes o población penitenciaria”. Siguiendo esta línea, Morano consideraba que “la externalización del diagnóstico y el tratamiento, mediante la colaboración multidisciplinar con

profesionales sociosanitarios que están cerca de estos pacientes es fundamental” y resaltaba la necesidad de proporcionar “medios diagnósticos autónomos de los servicios hospitalarios” y el poder dispensar los tratamientos fuera del entorno hospitalario, alegando que “esto no siempre es entendido ni facilitado, pero estos colectivos no tienen facilidades para acudir al hospital”.

El doctor Pablo Ryan, infectólogo del Hospital Infanta Leonor de Madrid, expuso su experiencia con la Unidad Móvil de Cribado, y puso el foco sobre la necesidad de acompañar a los pacientes en todo el proceso terapéutico. Por su parte, Federico García, jefe del Servicio de Microbiología Clínica del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, destacaba el hecho de que existan métodos de diagnóstico tan punteros en la actualidad, y la importancia de poder dar uso a los resultados en vida real del uso de estas técnicas, sobre todo en los casos en los que los pacientes no acuden a la consulta con la frecuencia que deberían.

Más allá de esta enfermedad, en el Congreso también se han abordado otros temas, como la Hepatitis E, enfermedad emergente en Europa de gran prevalencia e impacto clínico y la Hepatitis B, que actualmente carece de un tratamiento curativo lo que requiere que se revise su abordaje constantemente. También se habló de la coinfección por virus delta y las hepatitis infecciosas causadas por microorganismos diferentes de los virus de la hepatitis que, según los expertos, constituyen un grupo de enfermedades frecuentemente olvidadas.

Compromiso de España

Dentro de su objetivo de eliminar las hepatitis víricas como problema de salud pública en el año 2030, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social está llevando a cabo diversas acciones en el ámbito de la prevención y del acceso equitativo al tratamiento, dentro del Plan Estratégico de Abordaje de la Hepatitis C (PEAHC), alineado con la Estrategia Mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas (2016-2021).

Actualmente en la población general, según el informe realizado en 2017-2018 en el marco de la Atención Primaria, el nivel de prevalencia de esta enfermedad es bajo. Así, en las personas de 20 a 80 años la prevalencia de anticuerpos frente al virus de la hepatitis C es de 0,85 por ciento y la prevalencia de infección activa de 0,22 por ciento. Un 29,4 por ciento de las personas con infección activa, según el Ministerio de Sanidad, no estaban diagnosticadas a finales de 2017.

Prevención y tratamiento

La prevención es, por tanto, clave en el abordaje de la infección. Por ello, es importante seguir insistiendo en las campañas de sensibilización, programas de reducción de daños, así como en la revisión de las normas de los centros de estética, tatuajes, piercing y micropigmentación. “También resulta necesario mejorar el conocimiento sobre el diagnóstico tardío así como reforzar el diagnóstico precoz”, explica Julia del Amo, directora del Plan Nacional del SIDA. Con este fin se ha constituido un grupo de trabajo consultor, formado por representantes de diferentes administraciones, asociaciones de pacientes, ONGs y sociedades científicas, para abordar la mejor estrategia de diagnóstico y cribado en España.

Entre enero de 2015 y julio de 2019 en España se han tratado con antivirales de acción directa a 132.851 pacientes con una efectividad terapéutica del 95,7 por ciento. Por ello, asegura Julia del Amo, “es imprescindible vincular a todas aquellas personas que tienen un diagnóstico al seguimiento clínico y al tratamiento ya que el aclaramiento viral alcanzado no sólo supone una mejora de su calidad de su calidad de vida y supervivencia sino que impide la transmisión de la infección”.

Twitter
Suplementos y Especiales
e-planning ad