e-planning ad

Las regiones y ciudades de Europa piden la interoperabilidad de la historia clínica

La Fundación IDIS celebra que el CDR esté a favor de compartir los datos de los pacientes, con independencia de si son atendidos en el sector público o privado
Herramientas
Madrid
|
13 feb 2019 - 10:12 h
|

El Comité Europeo de las Regiones (CDR, por sus siglas en inglés), organismo que actúa como la voz de las regiones y las ciudades de la Unión Europea, ha aprobado por unanimidad un Dictamen del presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, sobre la digitalización del sector sanitario en Europa. El Dictamen quiere ser una respuesta y contribución a la iniciativa impulsada por la Comisión Europea para acelerar la transformación digital de los sistemas sanitarios y los servicios asistenciales en el Mercado Único Digital, la capacitación de los ciudadanos y la creación de una sociedad más saludable.

Para López Miras, la transformación digital de los sistemas sanitarios en Europa es crucial para desarrollar modelos sanitarios más eficaces que mejoren tanto la prevención de enfermedades como la asistencia personalizada. “Sin embargo, la protección de datos es un requisito previo, sin el cual no podemos sacar adelante la digitalización de los sistemas de asistencia sanitaria. Por lo tanto, acogemos con satisfacción las nuevas recomendaciones de la Comisión Europea de crear un formato europeo seguro para el intercambio de historiales médicos electrónicos. Con todo, nuestra propuesta va más allá y pedimos un registro europeo de la salud electrónica en toda regla”, ha asegurado.

Los Estados miembro de la UE gastan una media del 8,3 por ciento de su PIB en sanidad. Alemania (11,2 por ciento), Suecia y Francia (ambas con un 11 por ciento) registran el mayor porcentaje de gasto sanitario con respecto al PIB. En el otro extremo, por debajo del 6,5 por ciento se sitúan Polonia, Luxemburgo y Letonia. Rumanía tiene el porcentaje más bajo de la UE, con el 5 por ciento. En un contexto marcado por el aumento de las enfermedades crónicas y la multimorbilidad en Europa, la digitalización de los sistemas sanitarios puede redundar en un uso más eficaz y eficiente de los recursos, al tiempo que mejora la calidad y la asistencia personalizada a los pacientes. Si bien es cierto que en las últimas décadas la esperanza de vida ha aumentado rápida e ininterrumpidamente en toda la UE, la curva se ha ralentizado considerablemente desde 2011. Una mejor prevención de las enfermedades y unas intervenciones de asistencia sanitaria más eficaces podrían evitar 1,2 millones de muertes prematuras en la UE cada año.

Interoperabilidad

Los miembros del Comité Europeo de las Regiones recalcan que siguen existiendo en los países de la UE formatos y normas en los sistemas de historiales médicos electrónicos que son incompatibles entre sí. Por ello, piden a los Estados miembro que eviten la localización de servicios, que no siempre resulta más segura, y que promuevan el uso de normas internacionales y abiertas para evitar soluciones que creen dependencia de un proveedor concreto. Los dirigentes locales consideran también imprescindible establecer una vinculación entre la oferta y la demanda y favorecer los procesos de creación conjunta de soluciones digitales.

De cara a la Comisión Europea, las ciudades y regiones de la UE piden que se impulsen nuevos modelos de reembolso para la adopción de innovación digital, orientados, por ejemplo, al pago contra valor contrastado en resultados en salud, de manera que se facilite el modelo de negocio de las empresas de sanidad electrónica y sanidad móvil que apuesten por ofrecer servicios de valor apoyados en tecnologías digitales. También instan a valorar la posibilidad de que los estudios genéticos que sean realizados en ciudadanos europeos dispongan de una identificación única, siempre que sea con su consentimiento y por razones clínicas. Esto permitiría que la información se utilizara con fines preventivos, diagnósticos o terapéuticos.

El CDR pide un sistema europeo de acreditación, certificación y validación de nuevas aplicaciones y dispositivos para pacientes y profesionales de la salud, con objeto de determinar aquellos considerados realmente útiles o que puedan incluso estar sujetos a prescripción médica por parte de un profesional de la salud. Esto reduciría la burocracia, de modo que las soluciones aprobadas en un Estado miembro podrían comercializarse fácilmente en otro país.

Apoyo de IDIS

Que el dictamen aprobado pida la puesta en marcha de una historia clínica interoperable a nivel europeo compartiendo los datos de los pacientes —independientemente de donde sean atendidos (sector público o privado)— ha sido muy bien recibido por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad. Para la Fundación IDIS, la interoperabilidad entre sistemas es una iniciativa de gran impacto.

Asimismo, puntualiza que la historia clínica interoperable mejorará la atención de los pacientes en cualquiera de los Estados miembro, permitiendo a los profesionales sanitarios el acceso a los datos de un paciente con independencia de donde resida y sea atendido. Sin duda, este proyecto permitirá optimizar la calidad, eficacia y eficiencia de los servicios sanitarios y contribuirá a su sostenibilidad.

Twitter
Suplementos y Especiales
e-planning ad