e-planning ad

El PP promete impulsar los Servicios Farmacéuticos Asistenciales

El PP aboga por cambiar la Ley General Sanidad, pero no concreta en qué puntos, para asegurar “una mayor calidad, equidad y eficiencia”
Herramientas
Madrid
|
08 abr 2019 - 15:54 h
|

“Garantizar una sanidad a nivel nacional, un Sistema Nacional de Salud que tenga una cartera básica de servicios compartida, con una tarjeta sanitaria única interoperable y una central de compras para racionalizar el coste frente al turismo sanitario, como hicimos en 2012”. Estas han sido las medidas destacadas por Pablo Casado, candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, en la presentación del programa electoral de la formación. Pero el documento es extenso en propuestas para hacer Más y Mejor Sociedad del Bienestar, desde la mayor participación de los pacientes al desarrollo de la medicina personalizada, pasando por el fomento de la colaboración público-privada o el impulso a los Servicios Farmacéuticos Asistenciales. Aunque de todas, quizá la más llamativa, tanto por su potencial impacto como por su falta de concreción, es la que plantea revisar la Ley General de Sanidad de 1986 “para reformarla en todos aquellos aspectos en los que haya quedado desfasada o pueda ser susceptible de mejora para asegurar una mayor calidad, equidad y eficiencia”.

Farmacia

Empezando por lo que atañe al mundo farmacéutico, el programa dedica dos puntos a la profesión. El primero pasa por impulsar iniciativas y acuerdos “para la integración de la Farmacia Española en las Estrategias Nacionales de Salud así como el aumento del valor sanitario de la Farmacia rural a través de la interoperabilidad con el resto del sistema de salud”.

El segundo reconoce el actual modelo de farmacia “que ha demostrado ser una garantía en la prestación del servicio, un refuerzo esencial al resto del sistema sanitario por su proximidad al ciudadano”. En esta línea, el programa popular plantea avanzar “en el modelo de Farmacia Comunitaria impulsando los Servicios Farmacéuticos Asistenciales para responder al reto del envejecimiento, cronicidad y dependencia, favoreciendo la coordinación”.

La industria y la sostenibilidad

El apartado sanitario del programa del PP consta de 25 puntos, si bien alguno de ellos incluye varias medidas en diversos ámbitos, como ocurre con la apuesta por liderar medidas “que fortalezcan la gestión” dentro del SNS y garanticen su sostenibilidad. En este apartado, el PP plantea hasta 14 medidas —entre ellas, garantizar “niveles de inversión pública que contemplen variables como el envejecimiento, la cronicidad, la dispersión o la insularidad”—, algunas de las cuales atañen a la industria farmacéutica.

Así, los populares prometen utilizar “los recursos de la colaboración público-privada para poder afrontar la permanente modernización de los hospitales, la incorporación de la innovación tecnológica y la consolidación de una red de asistencia sanitaria de financiación pública más amplia y de mayor calidad. A continuación, el programa aboga por establecer “acuerdos con la industria para obtener economías de escala en la adquisición de los productos sanitarios y que estén disponibles para los ciudadanos con agilidad y en igualdad de condiciones de acceso, atendiendo tanto a la prevalencia de las enfermedades como a las necesidades particulares (enfermedades raras)”.

En esta misma línea se afirma que se seguirá apostando por la compra centralizada de medicamentos y productos sanitarios, “ampliando esta práctica a la contratación de servicios”. Además, el PP se compromete a financiar, a través de las Agencias de Evaluación, “los estudios de coste-efectividad que se demanden desde los Servicios Públicos de Salud”. Los populares no olvidan tampoco el apoyo “al medicamento genérico para preservar la accesibilidad y sostenibilidad que aporta al sistema sanitario y su impacto en el tejido industrial”.

MPP, vacunas, pacientes...

Del resto de medidas, tres resultan de especial relevancia. La primera, el desarrollo de la medicina personalizada y de precisión a través de la genómica, “impulsando un Plan Nacional de secuenciación del genoma humano coordinado con la UE en la población española, extendiendo su uso diagnóstico y clínico, el empleo de Inteligencia Artificial, los sistemas no invasivos, la trazabilidad, la protección de los datos sensibles y la usabilidad de la historia clínica electrónica y el Big Data, creando la estructura adecuada para mejorar la calidad, la eficacia y la seguridad en la atención sanitaria y en la investigación clínica”.

En segundo lugar, la apuesta por un calendario vacunal único en toda España. La vacunación infantil es, para el PP, “un derecho de todos los niños que se exigirá” para acceder al sistema educativo. “Contaremos con los profesionales para las revisiones y actualizaciones de los calendarios y planificaremos el suministro plurianual de vacunas junto a la industria”, añade la formación liderada por Casado.

En tercer lugar, el PP quiere impulsar la participación del paciente en el cuidado de su salud y en las decisiones sobre la asistencia sanitaria, objetivo al cual se dedican dos líneas de acción: por un lado, la creación de un Portal de Salud del Sistema Nacional desde el que se facilite la transmisión de información sobre prácticas de autocuidado personal, programas de cribado poblacional, etc, y desde el cual el paciente pueda acceder a su historia clínica; por otro, analizar en colaboración con asociaciones de pacientes, sociedades científicas y colegios profesionales la práctica actual del consentimiento informado.

Twitter
Suplementos y Especiales
e-planning ad