Sorpresa en médicos y enfermeros por el perfil “no sanitario” de Illa

Aunque confían que sea una etapa productiva, no ocultan cierta decepción por la inexperiencia en el sector del nuevo ministro de Sanidad
Herramientas
Madrid
|
13 ene 2020 - 10:25 h
|

Las reacciones desde al ámbito médico, enfermero y del sector privado al nombramiento de Salvador Illa como nuevo ministro de Sanidad no se han hecho esperar. En líneas generales, las entidades representativas de médicos y enfermeros confían en una etapa que sea productiva y de mucho diálogo con el sector aunque, por otra parte, no ocultan cierta decepción por la inexperiencia sanitaria del nuevo responsable de la cartera sanitaria.

“Confiamos en que atienda las demandas del Foro de la Profesión Médica, del que forma parte de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), y podamos abordar de manera urgente los retos sanitarios que presentamos hace unos meses de la mano de la Fundación IMAS de FACME”, recuerda Antonio Zapatero, presidente de FACME. Zapatero solicita al “nuevo” Ministerio de Sanidad que “no descuide la formación continuada de los especialistas, que impulse la participación de los profesionales en la gestión sanitaria y que fomente una adecuada financiación del Sistema Nacional de Salud para garantizar su sostenibilidad”.

Por ejemplo, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, ha mostrado su “sorpresa” por el nombramiento del hasta ahora secretario de Organización del PSC como nuevo ministro de Sanidad ya que viene de un entorno “fuera del sanitario”, si bien espera que siga la línea de trabajo marcada por su antecesora en el cargo —y médica de profesión—, María Luisa Carcedo. “El Ministerio de Sanidad no debe entrar en el juego de reparto político por lo que supone este departamento para el Estado del Bienestar”, ha dicho Romero, para mostrar su deseo de que el equipo ministerial que forma tenga “cordura” y mantenga las líneas de trabajo que el equipo anterior ha puesto encima de la mesa.

También desde el Consejo General de Enfermería, su presidente, Florentino Pérez Raya, no ha ocultado que le hubiese gustado “que la persona elegida tuviese experiencia, conocimiento y formación sanitaria, como era el caso de María Luis Carcedo, porque esto ahorra el tiempo de rodaje necesario cuando esto no es así. No obstante, el nuevo ministro nos va a tener a su lado para poder contar cuanto antes con una radiografía de la Sanidad”. Aún así, cara a esta nueva etapa, la profesión enfermera pide al nuevo ministro “conseguir que la Sanidad mantenga sus cotas de eficacia y seguridad” y, respecto a este colectivo en concreto, “el desarrollo definitivo de nuestras especialidades y de la prescripción enfermera, la mejora de ratios de profesionales y el aumento de la seguridad del profesional y del paciente”, entre otras peticiones.

Por su parte, desde Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad constituida por la mayoría de las empresas sanitarias privadas de España, se tiende la mano a Salvador Illa y a su equipo “para trabajar en la mejora de los servicios asistenciales de la población, con los máximos niveles de calidad y seguridad que procuren los mejores resultados sanitarios.

Además, en Castilla-La Mancha, los enfermeros han pedido a Illa crear la figura de enfermero jefe en el Ministerio de Sanidad al igual que ocurre en todos los ministerios de Sanidad de la Unión Europea. Así lo ha reclamado el presidente del Consejo Autonómico de Enfermería de Castilla-La Mancha, Carlos Tirado.

Twitter
Suplementos y Especiales