Seis lecciones sobre cómo romper el techo de cristal

Educación, formación, inversión, mentoring, benchmarking... Claves para que España sigue mejorando en el impulso del talento femenino
Herramientas
Madrid
|
01 oct 2019 - 13:20 h
|

Buscar propuestos de éxito que contribuyan a romper el techo de cristal es uno de los objetivos del I Foro Mujeres de la Sanidad, que se ha reunido en Madrid. Rosa Menéndez, presidenta del CSIC; Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III; Mar Fábregas, directora general de Stada en España; María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead en España; Margarita López-Acosta, directora general de Sanofi en España; y Cristina Henríquez, presidenta de GSK en España, bajo la batuta de la directora de RR.HH. y Comunicación Corporativa de Grünenthal, Rosa Moreno, como moderadora, han explicado sus experiencias hasta llegar a los puestos que ocupan en la actualidad.

<p>Seis lecciones sobre cómo romper el techo de cristal</p>

A juicio de las ponentes, estamos en un momento único de la historia para mejorar la situación actual. Las propuestas pasan por la educación y formación en diversidad y valores; programas de conciliación; inversión en tecnología; programas de mentoring en el liderazgo a nivel nacional e internacional y entre generaciones; planes de igualdad con medidas concretas; y programas de diversidad entre las empresas con distintivos de calidad. Asimismo, coinciden en la creación de comités de captación de talento, incluyendo perspectiva de género y no olvidar el reconocimiento a los objetivos que se van consiguiendo.

Como ha señalado Menéndez, echando la vista atrás “el esfuerzo no ha sido fácil”. Aún así considera que España “no lo está haciendo mal”. Los cambios en nuestro país son evidentes, aunque “nunca hay que conformarse”. En esta línea, Yotti ha destacado el talento femenino actual de la Sanidad. “Considero el techo de cristal como una cúpula y como algo más amplio que se extiende al resto de la sociedad”. En su opinión, habría que derribar los pilares que sujetan ese techo, y eso se consigue con el trabajo en equipo.

Desde Stada, Fábregas considera que las medidas de conciliación en las empresas son necesarias, además de valorar y reconocer la contribución de las personas en el trabajo. La contribución efectiva, señala, “hay que ponerla en valor”.

<p>Seis lecciones sobre cómo romper el techo de cristal</p>

Para María Río “no podemos avanzar en la igualdad para todas las personas si no somos capaces de eliminar los sesgos”. En Gilead, asegura, llevan tiempo con los mecanismos activados para favorecer la diversidad. “Es importante que entendamos la riqueza de la diversidad”.

López-Acosta, por su parte, ha puesto en valor los programas de mentoring que tratan de impulsar el talento femenino, y la importancia de buscar experiencias en otros países. “Nuestra responsabilidad es impulsar la carrera que ellas quieran tener y acelerarla”.

A Cristina Henríquez su experiencia le ha servido para afrontar los retos y perder el miedo al fracaso. “Tenemos que tener iniciativa”. Esta actitud proactiva es necesaria para el empoderamiento femenino. “Estamos rompiendo el techo de cristal”, acota.

Además de diversas instituciones, organismos y personas a título individual, las siguientes compañías apoyan y participan de los objetivos de MUJERES DE LA SANIDAD: Abbvie, Amgen, AstraZeneca, Bristol Myers Squibb (BMS), Boston Scientific, Chiesi, Coca-Cola España, Grünenthal Pharma, GlaxoSmithKline (GSK), Merck Sharp & Dohme (MSD), Novartis Farmacéutica, Pfizer, Janssen, Laboratorio Farmacéutico Rovi, Sanofi, Laboratorios Stada, Takeda Farmacéutica España. Más información en: www.mujeresdelasanidad.com

Twitter
Suplementos y Especiales