¿Quién promoverá el Pacto por la Ciencia?

Además de un gran acuerdo estatal, los partidos prometen impulsar deducciones fiscales a la I+D y estrategias y planes en Big Data e Inteligencia Artificial
Herramientas
Madrid
|
11 abr 2019 - 11:17 h
|

El sector farmacéutico no podrá beneficiarse de un pacto de Estado por la Sanidad en la próxima legislatura, pero posiblemente pueda hacerlo de un Pacto por la Ciencia. La única duda, a estas alturas, consiste en dilucidar quién promoverá este pacto sectorial, que forma parte explícita de los programas de PP y PSOE, como marco desde el cual plantean todo un abanico de medidas que también tienen otros puntos de encuentro, con tres ejemplos por bandera: incentivos fiscales a la I+D, Big Data e Inteligencia Artificial.

El PSOE plantea liderar un gran pacto que contempla la investigación y la innovación como bases del progreso más justo y del bienestar, y que garantice condiciones estables y atractivas para los investigadores. En esta línea, apuesta por revertir los recortes de la última década para posicionar a España “al menos en la media europea de inversión en I+D+i”. Asimismo, plantea fomentar un mayor esfuerzo de investigación y de innovación de las empresas, así como los sistemas de transferencia de conocimiento entre éstas y las universidades, y aprobar la Estrategia España Nación Emprendedora y una Ley para la Promoción de Startups que contemple incentivos fiscales.

En el caso del PP, la propuesta de Pacto por la Ciencia va unida a un compromiso financiero plurianual que permita alcanzar durante la legislatura una inversión del 2 por ciento del PIB en I+D+i. Esta macro propuesta enmarca muchas otras, como el desarrollo de una nueva Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 en coordinación con el nuevo programa europeo Horizonte Europa 2021-2027 y las comunidades autónomas; el fomento de la participación internacional del sistema español de ciencia; la modificación de los incentivos a la inversión privada en I+D+i; la consolidación de la Agencia Estatal de Investigación o el cumplimiento del objetivo del 3 por ciento de las compras públicas en compra pública innovadora mediante estímulo de la I+D desde la demanda; así como propuestas mejorar la carrera investigadora.

Los partidos bisagra

Dentro de los partidos bisagra, sólo Ciudadanos propone “un gran pacto nacional para el avance de la Ciencia”. Su propuesta de Ciudadanos habla de fortalecer la investigación científica básica y aplicada de calidad durante los próximos 20 años y de promover una mejora en la cultura científica del país, un incremento en la capacidad de generación de conocimiento y una mayor transferencia de los resultados de la Ciencia a la sociedad. Otras de sus propuestas pasan por armonizar los programas de investigación en las comunidades autónomas; desarrollar la carrera científica basada en el mérito; crear un Comité Asesor de Ciencia y Tecnología en I+D, similar al del presidente de Estados Unidos, considerado un modelo de referencia internacional, y asegurar la “estabilidad en la gestión política y económica de I+D reforzando la Agencia Estatal de Investigación independiente.

Al igual que PP y PSOE, también Ciudadanos plantea estimular la financiación privada reformando el sistema de deducciones fiscales, equiparando los incentivos fiscales al capital riesgo a los que tienen las empresas con beneficios.

Unidas Podemos no menciona el Pacto por la Ciencia, aunque si es la única formación que hace mención explícita a la I+D farmacéutica. Así, propone Convertir la ciencia y la I+D+i “en un puntal” de la economía aumentando la inversión pública en I+D+i al 2 por ciento del PIB al final de la legislatura para liderar sectores como la producción de vehículos eléctricos, energías renovables, inteligencia artificial, fármacos y biotecnologías. Gracias a esta inversión, añade Podemos, las ayudas directas (que se ejecutarán al 100 por ciento) superarán ampliamente los créditos financieros, que se limitarán a aquellos cuya ejecución sea muy probable”, y se garantizará “que las subvenciones a empresas se dediquen realmente a I+D+i y no a actividades ya consolidadas”.

Sus propuestas incluyen también asignar al sector público y un rol de impulso y de coordinación estratégica de la I+D+i; revertir la expulsión de científicos y científicas; estabilizar y dignificar la carrera académica y regular la propiedad intelectual para ponerla “al servicio de la innovación, la ciencia y el progreso”. Para ello, impulsará un Plan de Transición hacia la Ciencia Abierta.

Por último, el programa de Vox apuesta por la reindustrialización de España “en el contexto de la cooperación empresa-estado” para así aumentar el peso de la industria en el PIB. Asimismo, plantea apoyar a las empresas españolas incorporando como computable, en los criterios de evaluación de los concursos públicos, que la empresa tenga su sede y que tribute en España. En tercer lugar, incluye su “apoyo a la I+D+i y a la expansión internacional de las empresas españolas”.

Big Data e IA, otra apuesta compartida

Junto con el Pacto por la Ciencia, la mayoría de partidos son conscientes del potencial de las nuevas tecnologías y de la necesidad de impulsar planes concretos en esta área que, de concretarse, serían de gran utilidad, entre otros, para el sector sanitario.

Así, el PSOE promete elaborar una Estrategia Española de Inteligencia Artificial, a partir de lo ya elaborado en esta legislatura. Dicha estrategia incluirá la elaboración e impulso de una política de soluciones en la nube para las administraciones públicas; una política de almacenamiento y utilización de Big Data y una política sistemática de promoción de la formación en Inteligencia Artificial.

El PP apuesta por dar al Big Data y a la IA entidad dentro de planes propios. Así, quiere promover una Estrategia Nacional de Big Data que garantice el bueno uso masivo de datos y de las nuevas tecnologías y un Plan Estratégico de Inteligencia Artificial.

También Podemos apuesta por una línea estratégica de inversión en I+D+i en inteligencia artificial. “Cada vez nos encontramos más cerca de desarrollar sistemas de inteligencia artificial que no solo puedan interaccionar de manera fluida con los seres humanos, sino que permitan, también, sustituir sistemas rudimentarios de toma de decisiones en distintos procesos tecnológicos y productivos. En este sector, España tiene el talento suficiente para ser puntera. Por ello, destinaremos partidas significativas dentro del sistema de ciencia y tecnología a grupos de investigación en el sector público y privado que se dediquen a la investigación y la transferencia en la materia”, asegura la formación morada.

Twitter
Suplementos y Especiales