¿Qué puede hacer Europa por el bienestar de la población y del sector farmacéutico?

El sector recuerda a los futuros eurodiputados los retos a abordar para mantener la Sanidad en lo alto de la agenda
Madrid
|
10 may 2019 - 13:05 h
|

Las elecciones al Parlamento Europeo (del 23 al 26 de mayo) podrían ser las que incluyan un mayor número de referencias a la salud de los ciudadanos, consecuencia de la importancia que la Sanidad y la Farmacia han cobrado en el debate político gracias a proyectos como los de la evaluación de las tecnologías sanitarias (HTA), los certificados complementarios de protección (SPC), el acceso a los medicamentos, la vacunación, la salud pública o las resistencias antimicrobianas. Esta tendencia responde al interés de los europeos —un 70 por ciento de ellos quiere un mayor número de acciones europeas en materia de salud, según el Eurobarómetro— y de los propios agentes del sector sanitario y farmacéutico, que a través de manifiestos han recordado a los futuros eurodiputados los retos a abordar en el próximo periodo legislativo para seguir manteniendo la Sanidad en lo más alto de la agenda política.

El reto de la Oncología

Con más de 3,7 millones de nuevos casos y 1,9 millones de muertes anuales, Europa contabiliza el 23,4 por ciento de los casos de cáncer y el 20,3 por ciento de las muertes mundiales. El cáncer, reto sanitario global, seguirá estando en la agenda de la Eurocámara, tal y como lo afirma el grupo de Eurodiputados contra el cáncer. Esta coalición, que trabaja para mejorar el control y la prevención en el campo de la oncología en Europa, ha reafirmado su determinación a trabajar en el área de acceso a los tratamientos oncológicos, animando la cooperación en Horizon Scanning, en HTA y en compras conjuntas; asegurando que las agencias regulatorias demandan los más altos estándares de evidencia para las innovaciones y solicitando un incremento de la transparencia en el sistema farmacéutico, al tiempo que la definición universal de un “precio justo” para los medicamentos.

Reconocer la innovación

El debate de la innovación también tendrá que pasar por reconocer el esfuerzo del sector innovador. La Efpia no renuncia a imaginar una Europa cuyos sistemas sanitarios evolucionen hasta centrarse en los resultados en salud. Otras de sus solicitudes, a la luz de cómo ha terminado la iniciativa de los SPC, pasan por mantener y desarrollar el sistema de propiedad intelectual en Europa; generar un marco legal que apoye la colaboración público-privada; acelerar el acceso a los mercados de las innovaciones y hacer de Europa una región líder en investigación clínica, eliminando las duplicaciones en los estados y acelerando la adopción de nuevos ensayos, soportados por herramientas digitales.

Genéricos y biosimilares

El segmento de la industria representado por Medicines for Europe también pide un compromiso para reconocer el rol de los genéricos, los biosimilares y los medicamentos de valor añadido en las políticas sanitarias, con medidas que fomenten la competencia y la viabilidad de las compañías gracias a “políticas de mercado sostenibles” no basadas exclusivamente en la contención de costes.

Farmacia

Desde el punto de vista de la Farmacia, el acento está puesto en los desabastecimientos. La encuesta anual de la Asociación Europea de Farmacia Hospitalaria (EAHP) indicó en 2018 que la percepción en torno a este asunto ha empeorado considerablemente en los últimos años. Dado que no existe un sistema óptimo y eficaz de información en la UE, la EAHP urge a los miembros del Parlamento a impulsar uno, con la participación de todos los agentes de la cadena. Garantizar el suministro es también un eje de las solicitudes de la PGEU, junto con la provisión de servicios farmacéuticos “efectivos e innovadores” como vía esencial para reducir la carga de los sistemas sanitarios y contribuir así a la sostenibilidad de los mismos.

Resistencias antimicrobianas

Al amparo de la prioridad otorgada por la Comisión, los Estados miembro y las presidencias semestrales de la UE, buena parte del sector quiere reforzar el compromiso frente a las resistencias, con propuestas que van desde el refuerzo de los multidisciplinares en los Estados miembro —asegurando que se aprovecha el conocimiento y la experiencia de todos los profesionales sanitarios, especialmente los farmacéuticos— hasta el impulso de nuevos incentivos a la industria para acelerar una investigación que propicie la llegada de nuevos antibióticos.

Vacunación

Junto con las resistencias, reforzar la salud pública desde las estrategias de vacunación son una apuesta segura de casi todo el sector que viene a apoyar otra prioridad indiscutible de la Comisión saliente. Entre las propuestas más reseñables están la apuesta por una coalición que reúna a las diferentes asociaciones europeas de profesionales sanitarios bajo el compromiso común de incrementar las tasas de vacunación en Europa o el lanzamiento de un portal de información sobre vacunación que ofrezca evidencia objetiva y transparente sobre los beneficios de las vacunas.

Envejecimiento

En 2017, casi una quinta parte de la población (19 por ciento) de la UE tenía 65 años o más. Además, el grupo de personas muy mayores (80 años o más) crece a un ritmo mucho más rápido que cualquier otro grupo de edad. Se espera que este grupo aumente a más del doble entre 2017 y 2080, pasando del 5,5 por ciento al 12,7 por ciento de la población total. Otro de los ejes del trabajo de los eurodiputados girará en torno al desarrollo de estrategias nacionales sobre envejecimiento que garanticen la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y la reducción de las desigualdades en materia de salud dentro del programa de investigación de la UE posterior a 2020. Entre las propuestas concretas que lanza el sector está la posibilidad de revitalizar la Estrategia de Medicina Geriátrica, elevando el perfil del grupo de expertos de la EMA.

Diálogo estratégico

Si algo ha puesto de manifiesto la legislatura ha sido la difícil conciliación de posturas en relación a la conciliación de la recompensa de la innovación con la sostenibilidad de los sistemas sanitarios y con el acceso a los pacientes. Una de las mayores apuestas para el nuevo Europarlamento, como reconoce la Efpia, sería el lanzamiento de un diálogo estratégico en el sector de Ciencias de la Vida a nivel europeo que permita superar las diferencias actuales en asignaturas como la HTA y diseñar una hoja de ruta ambiciosa para el futuro de la salud en Europa.

Twitter
Suplementos y Especiales