Premio a una estrategia integral orientada a la prevención y a la medicina personalizada

Nekane Murga recibió la Placa BiC que distingue la excelencia de la estrategia oncológica del País Vasco
Herramientas
Madrid
|
29 nov 2019 - 13:26 h
|

La supervivencia en cáncer ha registrado en Euskadi un aumento generalizado y significativo, con tasas superiores a las del Estado y de Europa. Quizá no haya mejor carta de presentación que ésta para el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023, una estrategia que plantea un modelo asistencial con enfoque multidisciplinar y que profundiza en el desarrollo de la medicina personalizada o de precisión con el apoyo de un sistema informático que incluya en la Historia Clínica Electrónica toda la información del proceso.

Este aumento de la supervivencia tiene en la prevención una de sus mejores bazas: la extensión del cribado de cáncer de cérvix es una realidad y ya hay evidencia que respalda el cribado de cáncer colorrectal o cáncer de mama. “Tenemos una trayectoria de muchos años y ahora nos estamos orientando hacia las poblaciones jóvenes de mayor riesgo”, afirmó la consejera de Sanidad vasca, Nekane Murga, durante una mesa de debate celebrada en la sede del Gobierno Vasco, gracias a la colaboración de Novartis Oncology, tras el acto de entrega de la Placa BiC otorgada a este Plan.

El cribado se ayuda de otras líneas de trabajo. En relación a la medicina de precisión, el objetivo del Plan Oncológico es ir incorporando los avances a la práctica clínica y medir los resultados, de forma que estas técnicas se puedan ir incorporando al mayor número de pacientes. “Otra de las áreas que nos preocupa son los cuidados paliativos y la medicina personalizada, y terapias avanzadas como las CAR-T. Estamos trabajando en un hospital para tener las acreditaciones y avanzar para captar terapias avanzadas”, explicó Murga.

A estas palabras se sumó el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria, Mikel Sánchez, quien resaltó que una de las prioridades del Plan es permitir aportar “esa medicina personalizada de precisión para garantizar los mejores tratamientos” a los pacientes.

Otra clave para conseguirlo será el sistema Oncobide, una especie de Valtermed que une la medición de resultados al proceso asistencial y sin límite de medicamentos sometidos a examen. La directora del Plan Oncológico, Mª Ángeles Salas, destacó la importancia de medir los resultados. Aquí, País Vasco también recoge la experiencia del paciente, como muestran proyectos que se desarrollan en el hospital de Donosti... Centro que, precisamente, se está preparando para acoger en un futuro a las CAR-T.

Twitter
Suplementos y Especiales