Un programa preoperatorio mejora la recuperación en enfermos oncológicos

Optimiza el estado físico, nutricional y emocional del paciente de alto riesgo antes de la intervención
Herramientas
Barcelona
|
11 feb 2017 - 08:00 h
|

Un innovador programa multidisciplinario implementado en el Hospital del Mar de Barcelona optimiza la capacidad funcional de los pacientes oncológicos de alto riesgo que han de someterse a una cirugía para que puedan afrontar la intervención quirúrgica en las mejores condiciones físicas y emocionales. De este modo, los pacientes mejoran su evolución, su recuperación en el postoperatorio inmediato, se reduce el riesgo de complicaciones y se acorta el tiempo de estancia hospitalaria.

Una capacidad funcional baja antes de la intervención quirúrgica es un factor de riesgo independiente de las patologías asociadas del paciente y de la estancia hospitalaria. Incluso en ausencia de complicaciones, el período perioperatorio puede estar asociado a un rápido deterioro de la capacidad funcional del paciente (reducciones entre el 20-40 por ciento en algunas series).

El programa se define como prehabilitación y recuperación intensificada en cirugía, y en una primera prueba piloto se ha centrado en pacientes con cáncer de vejiga. Previamente ya existía en la cirugía de colon y se está extendiendo rápidamente a otras cirugías de alta complejidad.

Hasta el momento se ha dado refuerzo de capacidad física, nutricional y emocional en el cien por cien de los pacientes identificados e incorporados al programa, individualizado en cada caso según sus necesidades. Los expertos remarcan que el programa está aún en una fase piloto y habrá que analizar adecuadamente los datos de todos los casos para poder ofrecer datos concluyentes, pero los datos preliminares parecen indicar que la estancia hospitalaria se ha reducido, y asimismo las complicaciones más graves, que han pasado de un 23 a un 16 por ciento en aquellos pacientes que se incluyen en el programa.

Cabe destacar que este programa requiere una implicación total del paciente. “Durante estas semanas, se somete a los pacientes a un programa de entrenamiento físico y se les dan todas las pautas y/o suplementos para que mejoren su estado nutricional para minimizar el riesgo de desnutrición posterior, recuperar parámetros analíticos como la anemia, por ejemplo, asegurar que algunos problemas como la diabetes o la hipertensión están bajo control, tener un buen control de las patologías preexistentes, adquirir una mejora de hábitos, etcétera”, explica Marta Corcoy, anestesióloga del Hospital del Mar y una de las coordinadoras del programa.

El paciente pasa de la idea conocida de que le dicen que se le tiene que intervenir, se hace unas pruebas y se le interviene, a ser el protagonista de su propio proceso. Y para que el programa funcione con eficacia, es necesario que todos los profesionales implicados estén incorporados al circuito.

Twitter
Suplementos y Especiales