El cannabidiol puede reducir el daño cerebral por asfixia en recién nacidos

La investigación demuestra que mejora los resultados de la hipotermia hasta en un cien por cien
Herramientas
Madrid
|
17 may 2019 - 08:00 h
|

El grupo de Investigadores del Área de Neurociencias del Hospital Clínico San Carlos ha demostrado en estudios preclínicos que el cannabidiol mejora los resultados de la hipotermia para el tratamiento del daño cerebral de origen hipóxico-isquémico en recién nacidos.

En concreto, reduce el daño cerebral en un 50 por ciento, según las pruebas de resonancia magnéticas e histologías llevadas a cabo, y hasta en un cien por cien, según las pruebas funcionales o de exploración neurológica. Así lo ha explicado en rueda de prensa el investigador y jefe de sección de Neonatología del Hospital Clínico San Carlos, José Antonio Martínez Olgado.

“El tratamiento actual para daño cerebral neonatal causado por asfixia durante el parto se reduce a la hipotermia. Sin embargo, solo el 54 por ciento obtiene beneficios. Hemos investigado con el cannabidiol porque en estudios previos hemos visto que tenía una función antiinflamatoria, antioxidante y antiexcitotóxica”, señalaba el investigador.

El cannabidiol es un cannabinoide sin efecto psicoestimulante cuyo potencial estriba en que es uno de los antiinflamatorios y antioxidantes más potentes, pudiendo actuar simultáneamente sobre los tres principales factores que originan el daño cerebral: la inflamación, el estrés oxidativo y la sobreactivación por neurotransmisores excitadores, conocido como excitotoxicidad. Además, es un potente anticonvulsionante y ansiolítico lo que ofrece beneficios adicionales para el tratamiento de los pacientes recién nacidos.

“En los estudios preclínicos llevados a cabo en modelos animales comprobamos que, tras la administración del cannabidiol, la función cerebral se recuperaba en horas porque la sustancia afecta a los tres factores implicados en el origen del daño cerebral”, destacó el investigador.

Asimismo, este beneficio se mantiene a largo plazo, presentando una exploración neurológica normal cuando los animales llegaban a adultos, incluso si el inicio del tratamiento se retrasa 18-24 horas. “A los tres días la exploración neurológica era normal y al hacer el seguimiento a ratones hasta la edad adulta, comprobamos que los análisis funcionales continuaban siendo normales”, incidía Olgado.

Además, la administración del cannabidiol amplia la ventana terapéutica “porque la hipotermia hay que aplicarla en las seis horas posteriores mientras que con esta sustancia podemos esperar hasta 18 horas”, subrayó.

Por otro lado, el experto ha destacado que en aquellos casos de asfixia severa en los que la hipotermia no ha sido eficaz para reducir el daño cerebral “la combinación de ambos elementos ha logrado reducir la lesión entre un 80-100 por ciento”, añadió. En la fase preclínica, no se han descrito hasta el momento efectos secundarios importantes en la administración del cannabidiol.

Ensayo multicéntrico internacional

Al comienzo del verano se pondrá en marcha el primer ensayo clínico multicéntrico europeo para probar este tratamiento en recién nacidos con hipoxia grave o moderada. “Con este ensayo queremos demostrar la seguridad del tratamiento y los primeros datos de eficacia”, puntualizó el investigador.

En el ensayo participarán varios países europeos, estando coordinado en España por el Clínico San Carlos, y a nivel global por un hospital del Reino Unido, ya que la financiación de los trabajos preclínicos ha corrido a cargo del laboratorio británico GW Farmaceuticals.

“Las previsiones apuntan a que participarán entre 30 y 40 niños recién nacidos que tengan que entrar en hipotermia para darles de forma cegada cannabidiol o placebo. Seguiremos a los niños durante un año y medio para comprobar las funciones motoras”, destacó

Solo el 50% es candidato a hipotermia

Cada año fallecen en todo el mundo, la mayor parte en los países del tercer mundo, un millón de recién nacidos por daño cerebral adquirido y dos millones sufren una discapacidad severa de por vida. Actualmente sólo existe el tratamiento de la hipotermia terapéutica, el cual reduce el riesgo de muerte o discapacidad severa. Sin embargo, sólo dos o tres recién nacidos con asfixia grave por cada 1.000, es candidato a recibir hipotermia: el 50 por ciento.

Cannabidiol
Es un cannabinoide sin efecto psicoestimulante que actúa en la inflamación, el estrés oxidativo y la excitotoxicidad

Primer ensayo
Comprobarán la eficacia y seguridad del tratamiento en recién nacidos con hipoxia grave o moderada

FOTONOTICIA

“Dar voz a los que no pueden hablar”

La presidenta de la Asociación Convives con Espasticidad, Claudia Tecglen, el atleta paralímpico campeón de Europa, Lorenzo Albadalejo, la presidenta de la Fundación Sin Daño, Paloma Pastor, y el presidente de la Fundación Jero García, Jero García, han acompañado a los investigadores en la presentación de estos resultados para “dar voz a los que no pueden hablar” y reclamar más financiación y recursos para la investigación por parte de las administraciones públicas. Tal y como ha querido resaltar Tecgle, “no hay menos daño que aquel que no se produce y aquí estamos hablando del futuro. El simple hecho de poder respirar sin dolor es una tremenda suerte por lo que si se consigue la financiación suficiente haremos algo grande”. El paralímpico Albadejo ha destacado que “gracias a la investigación” las secuelas hoy en día de la hipoxia durante el parto son menores pero ha criticado la falta de visibilidad de las administraciones en este tipo presentaciones y ha pedido mayor inversión en los proyectos. Pastor ha recordado que no solo hay barreras físicas “sino también sociales y económicas” y Jero García se ha preguntado “¿por qué nos cuesta tanto ayudar a investigar en este país”?

Twitter
Suplementos y Especiales