El cannabidiol mejora los resultados en el tratamiento para el daño cerebral nenonatal por asfixia

Herramientas
|
16 may 2019 - 08:00 h
|

Investigadores del Hospital Clínico San Carlos han demostrado en estudios pre-clínicos que el cannabidiol mejora los resultados de la hipotermia para el tratamiento del daño cerebral de origen hipóxico-isquémico en recién nacidos. En concreto, reduce el daño cerebral en un 50%, según las pruebas de resonancia magnéticas e histoliogías llevadas a cabo, y hasta en un 100%, según las pruebas funcionales o de exploración neurológica. Así lo ha explicado el investigador y jefe de sección de Neonatología del Hospital Clínico San Carlos, José Antonio Martínez Olgado.

“El tratamiento actual para daño cerebral nenonatal causado por asfixia durante el parto es la hipotermia pero un 46 por ciento no se puede beneficiar. Hemos investigado con el cannabidol porque en estudios previos hemos visto que tenía una función antiinflamatoria, antioxidante y anti-excitotóxica”, señalaba el investigador.

En los estudios pre-clinicos llevados a cabo en modelos animales comprobaron que tras la administración de la sustancia la función cerebral se recuperaba en horas. Asimismo, este beneficio se mantiene a largo plazo, presentado una exploración neurológica normal cuando los animales llegan a la edad adulta, incluso si el inicio del tratamiento se retrasa 18-24 horas. “A los tres días la exploración neurológica eran normal y al hacer el seguimiento a ratones cuando llegaban a la edad adulta continuaba siendo normal”, continúa Olgado. Además, la administración del cannabidiol amplia la ventana terapéutica “porque la hipotermia hay que darla en las seis horas posteriores mientras que con esta sustancia podemos esperar hasta 18 horas”, subraya,

Asimismo, el experto ha destacado que en aquellos casos de asfixia severa en los que la hipotermia no ha sido eficaz para reducir el daño cerebral “la combinación de ambos elementos ha logrado reducir la lesión entre un 80-100%”, añade.

Ensayo internacional

Al comienzo del verano se pondrá en marcha el primer ensayo clínico multicéntrico europeo para probar este tratamiento en recién nacidos con hipoxia grave o moderada. “Con este ensayo queremos demostrar la seguridad del tratamiento y los primeros datos de eficacia”, puntualiza el investigador.

En el ensayo participaran varios países europeos, estando coordinado en España estará por el Clínico San Carlos. Las previsiones apuntan a que participaran entre 30-40 niños recién nacidos que tengan que entrar en hipotermia.

Twitter
Suplementos y Especiales