Takeda vende Xiidra a Novartis y TachoSil a Ethicon

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
10 may 2019 - 12:54 h
|

Takeda Pharmaceutical ha llegado a un acuerdo para vender a la suiza Novartis y a la estadounidense Ethicon sendos medicamentos por los que ingresará entre 3.800 y 5.700 millones de dólares (3.396 y 5.094 millones de euros) que la nipona destinará a acelerar su desapalancamiento tras la reciente adquisición de Shire, que compró en 2018 por 45.300 millones de libras (52.578 millones de euros).

En concreto, el laboratorio suizo Novartis pagará 3.400 millones de dólares (3.040 millones de euros) por el fármaco de la compañía japonesa, ‘Xiidra’, indicado para el tratamiento de la enfermedad del ojo seco, y podría abonar hasta 1.900 millones de dólares (1.699 millones de euros) adicionales en función del cumplimiento de diversas condiciones. El cierre de la operación, que supondrá la transferencia a Novartis de alrededor de 400 trabajadores vinculados al medicamento, que en el último ejercicio reportó ingresos de 388 millones de dólares (347 millones de euros) a Takeda, está previsto para la segunda mitad de 2019.

“’Xiidra’, con sus beneficios duales únicos, es un ejemplo del tipo de avances innovadores en los que invertimos en beneficio de los pacientes”, declaró Paul Hudson, consejero delegado de Novartis Pharmaceuticals.

Por su parte, la estadounidense Ethicon, filial de Johnson & Johnson, pagará a Takeda unos 400 millones de dólares (357 millones de euros) por el medicamento para mejorar la hemostasia ‘TachoSil’, que generó ingresos de 155 millones de dólares (138 millones de euros) a la japonesa en su último ejercicio. La operación supondrá la transferencia de unos 80 empleados de Takeda a Ethicon.

Impacto en 2019

Takeda no espera que estas desinversiones tengan impacto material en sus expectativas de crecimiento para el ejercicio 2019, que dará a conocer la semana que viene, aunque la compañía tiene previsto actualizar sus pronósticos anuales más adelante para reflejar estas ventas una vez que pueda realizarse una evaluación fiable de su impacto dependiendo de la fecha de cierre de las operaciones.

“Estas desinversiones iniciales representan importantes pasos en el avance de la estrategia de crecimiento que Takeda anunció tras la adquisición de Shire”, declaró en un comunicado Christophe Weber, presidente y consejero delegado de la compañía farmacéutica japonesa, subrayando el interés de la compañía en simplificar y optimizar su portafolio, además de reducir con rapidez su endeudamiento.

Twitter
Suplementos y Especiales