Nucala llega a España para el tratamiento de niños con asma grave eosinofílica

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
11 sep 2019 - 10:55 h
|

GSK lanza en España Nucala (mepolizumab) como tratamiento complementario para pacientes pediátricos de entre 6 y 17 años de edad con asma grave no controlada de tipo eosinofílico. Como resultado de esta extensión de indicación, mepolizumab está actualmente disponible en España para su uso en el tratamiento del asma grave eosinofílica refractaria a tratamiento en pacientes tanto adultos como pediátricos.

Nucala es la primera y única terapia biológica aprobada en Europa para pacientes pediátricos, a partir de 6 años, que se une a la interleucina 5 (IL-5), la cual tiene un papel importante en la regulación de la función de los eosinófilos, unas células inflamatorias conocidas por su papel en el asma.

Para Silvia Sánchez, alergóloga del Hospital Niño Jesús de Madrid, “La llegada de Nucala como tratamiento dirigido disponible para los niños que padecen asma grave supone un gran avance en las posibilidades terapéuticas para este grupo de pacientes en el que las opciones son limitadas. Desde hace tiempo se conoce el perfil de eficacia y seguridad de este fármaco en adultos, por lo que los especialistas esperábamos con expectación la posibilidad de su aplicación en la población pediátrica, en la que, además, el eosinófilo juega un papel relevante en la fisiopatología del asma. En niños, tanto el número como la gravedad de efectos secundarios y contraindicaciones derivadas de la utilización de corticoides orales es superior al del adulto, por lo que la importancia de disponer de un nuevo fármaco biológico que pueda evitar este riesgo es indudable”.

Al añadir mepolizumab al tratamiento habitual se ha demostrado que se reduce la frecuencia de las exacerbaciones en pacientes con asma grave eosinofílica refractaria a tratamiento que tienen exacerbaciones frecuentes y que se reduce la dosis necesaria de corticosteroides orales. Asimismo, se ha observado que mejora la calidad de vida, medida a través del Cuestionario Respiratorio de St. George (SGRQ, por sus siglas en inglés) y que mejora la función pulmonar, medida como FEV previa al uso del broncodilatador, una medida estándar de la función pulmonar empleada por los médicos.

Por su parte, José Valverde, Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Santa Lucía de Cartagena, comenta que “El asma es la enfermedad crónica más frecuente en niños. Casi el 10 por ciento de los pacientes con esta enfermedad que son atendidos en Unidades de Neumología y Alergología pediátricas en nuestro país padecen asma grave. De ellos, en uno de cada cuatro su enfermedad no está controlada con la consiguiente morbilidad como un elevado número de exacerbaciones con necesidad de tandas de corticoides orales, visitas no programadas a su médico, asistencia en urgencias e incluso hospitalizaciones. Además, con posibles efectos deletéreos sobre el crecimiento de la función pulmonar, que sabemos se relacionan con la EPOC del adulto. Por todo ello, es una gran noticia disponer de un nuevo fármaco en nuestro arsenal terapéutico para aumentar nuestras posibilidades de personalizar el tratamiento de los pacientes con asma grave con el objetivo de alcanzar un mayor control de su asma y prevenir riesgos futuros”.

Twitter
Suplementos y Especiales