GSK celebra 50 años en respiratorio y anuncia un nuevo fármaco para el VIH

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
06 jun 2019 - 12:54 h
|

Fue en el año 1978 cuando la planta de GSK en Aranda de Duero empezó a funcionar. 40 años más tarde, fabrica 179 millones de unidades de medicamentos, de los cuales se exportan el 95 por ciento. Su actividad se centra en la producción, acondicionado y suministro de productos del área de Respiratorio (formada por aerosoles y líquidos inhalados), pero además también tratan otros fármacos en forma de comprimidos para el tratamiento de enfermedades como el VIH, la hipertensión, el herpes o el dolor.

Precisamente en este 2019, GSK celebra 50 años de trayectoria en el área de Respiratorio, motivo por el que ha abierto sus puertas dando a conocer el proceso de producción y todas las labores que se llevan a cabo de la planta de Aranda. “La misión de GSK se basa en tres pilares: innovación, resultados y confianza”, afirma Ismael de los Mozos, director de la planta de Aranda de Duero. De los Mozos alude al pasado y recuerda que esta planta “cuando inició su actividad, en 1978, solo producía para el mercado español. Hoy GSK Aranda produce la mitad de lo que se consume a nivel mundial de alguno de sus medicamentos respiratorios”. Tal es el volumen de trabajo y producción que abarca esta fábrica, que ha tenido que expandirse en diversas ocasiones; y es que, tal y como apunta el director de la planta: “han sido más de 40 años en investigación respiratoria, creando medicamentos que han transformado el tratamiento de la enfermedad respiratoria, 40 años de innovación responsable”.

Rosana Cajal, directora médica de GSK Portugal, también asistió a este evento en el que quiso destacar la labor de la compañía en el área de Respiratorio. “Los medicamentos de GSK han ayudado a millones de pacientes con asma y EPOC en todo el mundo y han ayudado a redefinir el modo de tratar a estos pacientes. Desde Ventolin hasta Nucala -tratamiento biológico para personas con asma grave eosinofílica refractaria- en asma, o hasta Trelegy - la única triple terapia para la EPOC de una sola inhalación al día en un único dispositivo- en EPOC”. Además, Cajal subraya que una de las líneas que se siguen en la compañía pasa no sólo por mejorar la calidad de los fármacos, sino también, en la vía de administración: “la compañía esta mejorando tanto la administración como en la propia medicación; ahora tiene efectos mas duraderos y menos efectos secundarios, pero no solo se ha mejorado en moléculas, sino en los dispositivos con los que se administra, como los inhaladores”. A este respecto, añade que es muy importante tener en cuenta las necesidades de los pacientes a los que se dirigen: “a la hora de hacer envases (actuadores) de inhaladores se tiene en cuenta que sea una técnica de administración sencilla para que lo puedan usar personas de todas las edades”, refiriéndose por ejemplo a la manejabilidad de los inhaladores por personas de tercera edad.

Avances en VIH

Otra de las áreas en las que GSK desarrolla su negocio es la de VIH. En esta línea, Ismael de los Mozos anunciaba que en el mes de julio se comenzará a comercializar Dovato, el primer tratamiento para esta patología elaborado únicamente con dos principios activos. Sobre este fármaco, desde la compañía destacan su calidad terapéutica, y explican que la distribución comenzará en Europa, y más tarde comenzará la expansión por el resto del mundo, a excepción de Estados Unidos y Japón. En la planta de Aranda de Duero se realizará el envasado del fármaco.

Twitter
Suplementos y Especiales