“El sector industrial farmacéutico no está del todo reconocido en España”

Tomás Olleros, presidente de Farmasierra
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
19 jul 2019 - 12:34 h
|

El grupo Farmasierra es un ejemplo del valor que aporta el sector industrial farmacéutico a la economía española. Su planta de producción, situada en San Sebastián de los Reyes y que da empleo al 80 por ciento de sus trabajadores, fabrica 70 millones de unidades, cuya capacidad podría ampliarse hasta alcanzar los 100 millones. Su presidente, Tomás Olleros, explica a EG la estrategia en la que la compañía lleva trabajando varios años, y que le ha hecho pasar de fabricar para 60 países a 80, entre ellos Estados Unidos. Todo un avance que ha sido reconocido recientemente por el jurado de los Premios Fundamed &Wecare-u, que le han concedido el galardón en Producción y Fabricación.

Pregunta. Su compañía prevé aumentar su capacidad de producción en los próximos años. ¿Qué estrategia maneja en este aspecto?

Respuesta. En estos últimos años hemos trabajado para crear una infraestructura industrial que pueda abordar la oferta que nos llega de otros países, como Estados Unidos. Tan pronto nos surgió la posibilidad de fabricar para Estados Unidos y para otros países realizamos una gran reorganización y nos preparamos para ese incremento de volumen que empieza ahora. Nuestra planta de producción en San Sebastián de los Reyes fabrica actualmente 70 millones de unidades, y su capacidad podría ampliarse hasta alcanzar los 100 millones. De hecho, prevemos un aumento de la producción de cara a 2020-2021 gracias a que pasaremos de fabricar para 60 países a 80 gracias, en parte, a la certificación de la FDA que esperamos obtener en los próximos días.

P. Se puede decir que Farmasierra es todo un ejemplo de la aportación que la industria ‘made in Spain’ hace a la economía española, ¿no?

R. En España tenemos una infraestructura excepcional para un desarrollo industrial de futuro. Gracias a ello, nuestro grupo ha podido desarrollar un modelo de negocio vertical que integra todo el proceso de elaboración de un fármaco, desde la investigación y el desarrollo a la comercialización, pasando por la fabricación y la distribución

P. ¿Considera que se reconoce bien esta aportación que realiza la industria farmacéutica a la economía española?

R. Somos muchos los que pensamos que el sector industrial farmacéutico no está del todo reconocido. Hay que tener en cuenta que estamos haciendo una fabricación de calidad y consideramos que esto debe ser mejor reconocido, porque genera mucho empleo de calidad y, además, este tejido atrae a otras compañías multinacionales, que pueden considerar a España como una base de producción farmacéutica.

P. Además, el sector se enfrenta a un momento delicado, con la posibilidad de cambios a nivel regulatorio, como puede ser la propuesta de una subasta de medicamentos a nivel nacional, propuesta recientemente por la AIReF...

R. Estamos ante un escenario realmente complejo y que demandará la colaboración e implicación de todos los agentes y organismos implicados en el Sistema Nacional de Salud. Tendremos que aportar soluciones entre todos. Es cierto que los costes sanitarios siguen aumentando, pero también llegan al sistema soluciones innovadoras que se traducen en mayores ahorros. No podemos quedarnos únicamente con el punto de vista del precio, sino mirar más allá y ver los ahorros que proporcionarán, así como los beneficios para la sociedad en su conjunto.

P. Aboga, entonces, por políticas que miren a la eficiencia y el valor que aportan estas innovaciones, ¿no?.

R. Cualquier terapia o medicamento tiene que aportar ese beneficio y ese valor terapéutico. Si realmente no se cumple esa aportación, no tiene sentido que se le de acceso. Hay que ser exigentes con ese aporte de valor.

P. Su compañía también se centra en la innovación. De hecho, una de sus investigaciones se centra en la posible utilidad de la Vitamina D en el cáncer. ¿Cómo avanzan las investigaciones?

R. Ahora estamos a la espera de iniciar un ensayo clínico piloto que, según los resultados, se ampliará a muchos más pacientes. La vitamina D está relacionada, no sabemos si como causa o como consecuencia, con multitud de enfermedades y creemos que tiene una función muy importante en temas de cáncer, ya que es antiproliferativa y antimigratoria. Por ello, en combinación con el CNIO hemos organizado un ensayo en distintos hospitales españoles que se centra en cáncer de vejiga, pero hay otros en cáncer de colon o cáncer de mama. Es algo que se va a ir aplicando en muchos otros tipos de cáncer. De momento necesitamos más estudios básicos para saber como usar esa vitamina o en qué circunstancias se debe utilizar.

P. ¿Qué otras áreas está investigando la compañía?

R. Sobre todo estamos muy focalizados en las afecciones gastrointestinales. Aquí tenemos una presencia muy importante en el síndrome del colon irritable. En este sentido, seguiremos progresando en colaboración con otras compañías e institutos de investigación en este área, donde queremos dar algún paso más en el desarrollo de productos innovadores. A nivel más general, en Farmasierra estamos realmente implicados con la investigación y desarrollo en España, aportando un millón de euros anuales, lo que equivale al 25 por ciento de nuestras inversiones totales.

P. Otra de sus negocios destacados comprende productos de Consumer Health, ¿Qué supone este segmento para la compañía?

R. El negocio de autocuidado es algo que hemos ido generando a lo largo de los años, y en estos momentos supone el 32 por ciento de nuestras ventas. Es un área que vamos a seguir potenciando porque consideramos que va a tener mucho futuro, porque proporciona ahorro al sistema, da soluciones más inmediatas para afecciones leves a los pacientes y creemos que aporta mucho al Sistema Nacional de Salud.

P. Centrándonos en este segmento, desde Anefp llevan tiempo demandando políticas enfocadas a promover el autocuidado. ¿Comparte esta demanda?

R. Eso es algo absolutamente necesario porque los costes de la sanidad cada vez son mayores y consideramos que una forma de aportar ahorro es que, a nivel individual y para afecciones leves, los consumidores puedan asumir directamente estos cuidados. Eso sí, donde el consumidor no pueda llegar deben establecerse las políticas necesarias que faciliten el acceso a soluciones para sus dolencias.

<p>“El sector industrial farmacéutico no está del todo reconocido en España”</p>
<p>“El sector industrial farmacéutico no está del todo reconocido en España”</p>

Las frases

Twitter
Suplementos y Especiales