El sector farmacéutico sigue evolucionando en una senda de subida

En el acumulado del año, el Índice Global acumula una ganancia superior al 10 por ciento.
Temas relacionados:
Herramientas
Documentación
Madrid
|
14 jun 2019 - 10:13 h
|

Semana de subidas generalizadas en el sector financiero, continuando con la tendencia de la semana anterior: de los valores integrantes del Índice Global 23 cerraron en positivo frente a tan sólo 4 que lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la subida de Novo Nordisk del 8,3 por ciento, mientras que por el lado bajista Astellas retrocedió un 1,6 por ciento.

El Índice Global cerró la semana en positivo con un comportamiento sensiblemente mejor que el de la media de las bolsas. En el acumulado del año este indicador acumula una ganancia superior al 10 por ciento, evolución en línea con el comportamiento medio de las bolsas.

Novo Nordisk cerró su mejor comportamiento de los últimos meses, con una subida que le ha permitido superar las 345 coronas danesas moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. En este periodo Novo Nordisk se ha movido entre 275 coronas danesas, mínimo que marco justo hace un año, y 340 coronas danesas que alcanzó a finales de marzo. Tras lograr esta referencia Novo Nordisk comenzó a perder posiciones pero ha conseguido revertir ya esta situación y nuevamente se ha acercado a su máximo anterior. Analizando un periodo temporal más amplio se puede observar el máximo histórico que marcó este valor a mediado de 2015 cuando logró superar los 400 coronas danesas, record que alcanzó tras varios años de subida que lo llevó a multiplicar por 8 su capitalización bursátil entre 2007 y 2015. Tras dicho máximo Novo Nordisk comenzó a ceder posiciones tocando un mínimo a finales de 2016 para iniciar entonces una nueva fase de recuperación. En relación con su posible evolución en los próximos meses, su perfil actual es alcista, si bien las elevadas plusvalías acumuladas recientemente podrían limitar su potencial de subida.

Otsuka se anotó una ganancia del 1,6 por ciento, cotizando en 3.748 yenes, moviéndose cerca del límite inferior de su banda de variación del último año. Otsuka marcó su máximo anual en octubre del pasado año cuando superó los 5.700 yenes, mientras que su mínimo del periodo fue hace una semana cuando cayó por debajo de los 3.600 yenes. Desde octubre el perfil de este valor ha sido bajista, acumulando en estos 8 meses un descenso del 35 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con peor evolución en este periodo. Analizando un plazo temporal más amplio se puede apreciar el máximo histórico que marcó Otsuka en mayo del pasado año cuando llegó a superar los 5.800 yenes. Desde entonces su evolución ha sido de constante caída sin que por el momento los diferentes soportes que ha ido encontrando en su descenso hayan podido frenar esta caída. A corto plazo el perfil de Otsuka es bajista, si ben la fuerte corrección acumulada limita el recorrido bajista de este valor.

Astellas cerró en negativo, con una pérdida que lo lleva a perder la referencia de los 1.500 yenes, moviéndose actualmente en la franja inferior de su rango de variación del último año. Tras el máximo interanual que marcó el pasado mes de octubre cuando superó los 2.000 yenes, el perfil de este valor ha sido predominantemente bajista, acumulando desde entonces una caída del 30 por ciento, si bien en el último mes Takeda se ha ido estabilizando comenzando a dibujar una línea horizontal en el entono de los 1.500 yenes. Con este comportamiento Takeda ha cedido casi todo lo ganado en los 9 primeros meses iniciales del pasado año en un periodo de fuerte crecimiento. En los próximos meses Takeda podría mantenerse en los niveles actuales, consolidando esta posición antes de acometer un periodo de recuperación.

Twitter
Suplementos y Especiales