El sector farmacéutico pierde posiciones en una semana con predominio bajista

El Índice Global cerró con un retroceso del 0,3 por ciento.
Herramientas
Madrid
|
29 mar 2019 - 11:16 h
|

El sector farmacéutico cerró una semana bajista, en contraste con el comportamiento de la semana anterior. De los valores integrantes del Índice Global 10 cerraron en positivo frente a 17 que lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la subida de GlaxoSmithkline del 3,1 por ciento, mientras que por el lado bajista Bayer retrocedió un 10,6 por ciento.

El Índice Global cerró con un retroceso del 0,3 por ciento, caída inferior a la media del sector. En lo que va de año este indicador acumula una ganancia del 14,1 por ciento, comportamiento sensiblemente superior al del promedio de las bolsas.

Bayer cerró su peor comportamiento de los últimos meses, situándose su cotización por debajo de los 60 euros hasta los 56,3 euros, moviéndose actualmente en mínimos del año. Su perfil en los doce últimos meses ha sido bajista, perdiendo posiciones desde mayo del pasado año en una senda bajista que se ha intensificado en estos últimos días. En la comparación interanual acumula una pérdida cercana al 40 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con peor evolución en este periodo. A corto plazo Bayer debería estabilizarse ya que la elevada pérdida acumulada limita necesariamente su posible recorrido bajista.

AstraZeneca (AZN) cedió en las últimas sesiones un 1 por ciento cotizando en 63,6 libras, evolucionando actualmente en máximos del año. Su perfil en este periodo ha sido eminentemente alcista, no exento de ciertos periodos de corrección que en algunos momentos han sido de gran intensidad. En estos doce mees AZN se ha movido entre las 50 y las 65 libras, con un mínimo en abril del pasado año y un máximo en estos últimos días. La plusvalía interanual generada por AZN roza el 30 por ciento, comportamiento muy superior al de la media el sector. A corto plazo AZN podría mantener su actual tendencia alcista, si bien la elevada ganancia acumulada podría limitar su recorrido alcista.

GlaxoSmithkline (GSK ) fue uno de los valores que cerró con ganancias, anotándose en su caso una subida del 3,1 por ciento que lo lleva a cotizar en 15,7 libras, evolucionando en la franja superior de su rango de variación del último año. Gran parte de esta ganancia se localiza en el segundo trimestre del pasado año, ya que tras marcar un máximo en agosto, superando ampliamente las 16 libras, su dinámica ha sido dentro de una senda básica horizontal, movimiento no exento de fluctuaciones significativas dentro de una banda entre 14,5 libras y 16 libras. Desde finales de enero GSK ha ido ganando posiciones, acercándose a las 16 libras.

Sanofi retrocedió en estas últimas sesiones un 2,2 por ciento, bajando hasta los 77,7 euros, evolucionando en la franja superior de su banda de fluctuación del último año. Desde finales de marzo Sanofi viene ganando posiciones, acercándose a su máximo del año. En la comparación interanual presenta una ganancia superior al 20 por ciento. En el corto plazo el comportamiento de este valor podría seguir siendo alcista, contando con amplio potencial alcista (actualmente se mueve más de un 20 por ciento por debajo del máximo histórico que marcó a mediado de 2015 cuando llegó a superar los 100 euros).

Merck KGAA sufrió una ligera caída del 0,8 por ciento que lo sitúa ligeramente por debajo de los 100 euros, muy cerca de su máximo anual. El perfil de este valor en el último año ha sido eminentemente alcista, con una pendiente positiva que ha mantenido de forma casi ininterrumpida y que le ha permitido pasar de los 80 euros de hace un año a moverse actualmente en el entorno de los 100 euros, con una ganancia en este periodo del 25 por ciento, comportamiento muy superior al de muchos de sus competidores.

Twitter
Suplementos y Especiales