El papel del Big Data en la personalización de tratamientos y la creación de nuevos fármacos

Las grandes farmacéuticas buscan alianzas globales para incorporar el análisis de datos en su I+D
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
11 oct 2019 - 12:20 h
|

Las nuevas tecnologías están llamadas a revolucionar la medicina. Y una de las más importantes es el Big Data. Con asiduidad, los profesionales sanitarios reclaman la creación de registros de pacientes para abordar cada caso de una manera más precisa basándose en la experiencia previa. Pero los datos recopilados deben estar estructurados para poder extraer la información requerida.

Desde la Red Europea de Institutos de Propiedad Intelectual, Francesca Mazzi, señala en declaraciones a la Efpia que el uso del Big Data en el sector sanitario y la industria farmacéutica “impulsa la eficiencia en términos de costes –ya que reduce los errores– y la innovación, con ejemplos como la medicina personalizada”. Mazzi indica, además, que “cuanto más se usen estas técnicas, más preciso será el resultado”

Proyectos en activo

A nivel europeo, el programa Big Data for Better Outcomes (del que forma parte Farmaindustria) tiene como objetivo desarrollar elementos facilitadores para transformar los sistemas sanitarios a través del Big Data. Dentro de la iniciativa se incluyen misiones como la de impulsar la creación de diferentes plataformas para integrar y analizar conjuntos de datos, “enfocándose en los resultados que son importantes para los pacientes y generando ideas significativas que ayudarán a mejorar la atención médica”.

También hay compañías del sector que hacen uso de esta tecnología para avanzar en diferentes especialidades. Es el caso de Sanofi, que en el mes de junio anunció una alianza con Google para poner en marcha un Laboratorio de innovación virtual; en este espacio se tratará de utilizar los datos para comprender mejor las enfermedades y ver qué tratamiento es el más adecuado en cada caso. El laboratorio también quiere aprovechar el Big Data con fines comerciales, realizando previsiones de ventas a través de los conjuntos de datos, analizando las estrategias de marketing y de la cadena de suministro.

Novartis también ha establecido un acuerdo, en este caso con Microsoft. Su fin es, con la ciencia de datos como base, desarrollar sistemas de inteligencia artificial que contribuya a crear nuevos fármacos. En palabras de Vas Narasimhan, director ejecutivo de Novartis, estas tecnologías “podrían transformar la forma en que descubrimos y desarrollamos medicamentos”.

Otros planes tiene MSD en torno al Big Data. Detectar la sepsis es fundamental para evitar que tenga un desenlace fatal y, por ello, la compañía tiene en pilotaje el Proyecto BISEPRO que, a través del análisis de conjuntos de datos, pretende facilitar el diagnóstico a los facultativos.

Protección de datos

A la hora de analizar los principales retos para poder usar el Big Data en el sector farmacéutico, los expertos apuntan a la necesidad de ajustar los marcos normativos para no interferir en asuntos de protección de datos.

En el caso de Europa, la plataforma MyHealth, financiada por la Comisión Europea, permite el intercambio de datos entre diferentes estados. Para que estos puedan ser incluidos en el registro y compartidos, los pacientes tienen que firmar un consentimiento expreso de acceso al servicio.

Twitter
Suplementos y Especiales