Herramientas
Madrid
|
04 may 2018 - 13:50 h
|

La presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) tiene claro que, a la hora de hablar de acceso o financiación, el debate no puede estancarse únicamente en el precio de los medicamentos. Desde su punto de vista, esta postura sería simplista y, por ello, aboga por establecer modelos en los que la medición de resultados en salud sean claves. Para ello, su organización acaba de actualizar la Comisión de Acceso, con el objetivo de incorporar otras escalas de beneficio clínico que puedan ayudar a trabajar en un acceso más sostenible. Y es que, tal y como asegura, esta demostrada la preocupación de estos profesionales por la sostenibilidad del SNS.

P. La medicina de precisión está irrumpiendo en la sociedad científica a nivel organizativo, ¿no?.

R. Efectivamente. Es un pilar fundamental, al igual que el análisis de datos vinculado a acceso, sostenibilidad y equidad. Es difícil separarlos. Es nuestra línea de trabajo para proyectos en los próximos años. En cuanto al acceso, no podemos insistir en solo bajar el precio, esto es una visión simplista. No podemos quedarnos con la visión de una cosa sola y decirle a la industria “baja tu precio”, Tenemos que medir. Por ello, acabamos de actualizar la Comisión de Acceso.

P. ¿Hasta dónde quiere llegar esta comisión?

R. Estamos pendientes de esta reunión y en ella, definiremos qué es lo que queremos hacer. Tenemos muchas ideas pero queremos que sea participativa. SEOM fue líder en cuanto a la realización de informes de evaluación de fármacos, pero quizás hay que ir más allá. Tenemos que incorporar otros tipos de escalas de beneficio clínico. Actualmente, ESMO y ASCO están trabajando en esto. No nos vamos a inventar un nuevo modelo, pero desde luego trabajaremos en este ámbito.

P. Ha habido una transformación por parte de los oncólogos, una mayor sensibilidad por la sostenibilidad. ¿Cuál es el nuevo papel de SEOM en este sentido?

R. Ya se ha plasmado y se ha puesto encima de la mesa que los oncólogos se preocupan. Creemos que hay que hacerlo de forma conjunta con la Administración, pero también hay que incorporar a la industria farmacéutica. Además, hay que incorporar resultados en salud, que en definitiva es RWE y RWD. Tenemos muchos datos de pacientes que pueden facilitar la entrada de fármacos. No sólo es necesario tener datos de los ensayos clínicos, sino también de vida real. Todo esto entronca con la desinversión. No hay que olvidar tampoco a los biosimilares, donde estamos trabajando muchísimo en un nuevo posicionamiento. Básicamente los principios son los mismos que en 2015, aunque entendemos que hay cambios, ya que contamos con nueva información y estamos reevaluando el informe de biosimilares. Hay que incorporar nuevos modelos, no tenemos otra. Sin embargo, para todo ello, tenemos que saber qué queremos medir. También es muy importante en este planteamiento de medicina de precisión, velar para que se incorporen todas las autonomías hacia modelos de historia clínica informatizada. Hay que recordar que hay comunidades aún con la receta en papel. Estamos trabajando para poder hacer cuadros de mando, conocer los indicadores que nos pueden dar información y nos podrían ayudar para incorporar nuevos fármacos.

P. Por cierto, se está trabajando en trazar una estrategia de medicina de precisión. Ya hay un primer guión que el Ministerio de Sanidad presentó en el CISNS, ¿qué opina?

R. No existe aún una comunidad que tenga una estrategia en medicina de precisión bien definida o funcionando. Habría que contar con diferentes modelos para analizarlos localizar los problemas. Partir de esa experiencia siempre es buena. No sé si hay algún modelo justo; hay que coger lo mejor de cada uno y trabajarlo de forma conjunta. Son importantes las estrategias en cáncer de diferentes comunidades o las de crónicas, esto es mucho más transversal. Los pilares básicos ya los conocemos: tenemos la experiencia de Francia o Reino Unido. Sin embargo, llegar a un acuerdo para que sea una estratagia nacional es una decisión muy política. Cada comunidad autónoma puede tener sus peculiaridades, como ya ocurrió con el Plan Integral del Cáncer (PICA). Este plan de 2003 fue fruto de un acuerdo en el que SEOM participó con el Ministerio de Sanidad. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el plan debería contar con un presupuesto finalista.

P. ¿Esa financiación debería llegar únicamente desde el Estado o bajo un modelo donde la industria apoye con parte de sus beneficios?

R. A mí me parece perfecto hacerlo de forma colaborativa. Estoy a favor. Creo que sería bueno. Los recursos pueden ser de todos y esos acuerdos de colaboración son importantes. No hay que olvidar que la formación médica se mantiene gracias a la industria farmacéutica. La mayoría, el 95 por ciento se financia así. La necesitamos, está claro. En vez de pedirles que solo disminuya el precio, que sería esa visión simplista, ¿por qué no ir un poco más allá? Vamos a solicitarles ese esfuerzo pero que colaboren en implementar otras medidas de riesgo compartido, resultados en salud, de incorporación de fármacos y evaluación de resultados, incorporar también determinación de biomarcadores. Si los está financiando en muchas comunidades autónomas. Vamos a hacer un modelo ordenado.

P. ¿Y el pago a posteriori?

R. La industria está desarrollando este tipo de modelos de riesgo compartido con los hospitales. Además, las empresas están muy a favor. Hay que trabajarlos en cada fármaco, en cada indicación. El oncólogo se tiene que involucrar, al igual que el farmacéutico.

P. Ir a este tipo de modelo dejaría desbancado los QALY, el AVAC...

R. En España se utiliza bastante poco, porque creo que es muy subjetivo. Los ingleses, que están a favor de las mediciones, eran muy estrictos pero como no les salían las cuentas hicieron otra bolsa específica para fármacos oncológicos. Es un poco subjetivo y quizá estamos yendo a incorporar otro tipo de cosas. En este momento, con la inmunoterapia, donde las medidas son tan diferentes , con diferentes grupos de pacientes, es complicado incorporar este tipo de medicina. Con la inmuno es difícil incorporar estas mediciones o escalas.

Las frases

Twitter
Suplementos y Especiales