Nueva indicación en España para Vidaza de Celgene contra leucemia mieloide aguda

Herramientas
|
18 jul 2016 - 15:00 h
|

Celgene ha anunciado la inclusión en el Sistema Nacional de Salud (SNS) de la nueva indicación de Vidaza (azacitidina) para el tratamiento de pacientes mayores de 65 años con leucemia mieloide aguda (LMA) no aptos para trasplante de células madre hematopoyéticas y con más de más de un 30 por ciento de mieloblastos. Anteriormente, la indicación cubría únicamente a los pacientes con LMA con menos de un 30 por ciento de blastos.

Según José Falantes, del servicio de Hematología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y co-investigador del ensayo clínico AML-001, “esta nueva indicación supone una opción de tratamiento para pacientes fundamentalmente de edad avanzada, muchos de los cuáles no son candidatos a tratamiento con quimioterapia intensiva. Estos pacientes clásicamente recibían sólo los mejores cuidados de soporte (tratamiento paliativo) o terapias de baja intensidad; aproximaciones todas ellas con una expectativa de supervivencia muy pobre, generalmente inferior a pocos meses. Esta nueva indicación va a suponer un cambio sustancial para muchos pacientes con LMA y a partir de ahora, será probablemente el tratamiento estándar en este subgrupo de pacientes”.

Por otra parte, la mayoría de los pacientes con LMA tienen más de 30 por ciento de blastos en la médula ósea por lo que la nueva indicación amplía, en gran medida, el número de pacientes que pueden beneficiarse de esta terapia. “Dicho de otro modo, con la indicación previa y la extensión de la indicación actual, prácticamente se cubre la totalidad de pacientes con LMA. El requisito adicional es que no se consideren candidatos a trasplante, algo que sucede en la gran mayoría de pacientes mayores de 60-65 años”, asegura Miguel Ángel Sanz, del servicio de Hematología del Hospital Universitario y Politécnico de La Fe de Valencia. “Además, se trata de un tratamiento ambulatorio, algo muy importante para estos pacientes de edad avanzada”, añade Falantes.

Los mieloblastos son leucocitos de la médula ósea; en la LMA su funcionamiento está alterado, lo que provoca que haya numerosos leucocitos disfuncionales que pueden interferir potencialmente con la capacidad del organismo para controlar infecciones por neutropenia, y producir anemia y hemorragias. Según los estudios realizados, azacitidina ha demostrado lograr una mediana de supervivencia de 10.4 meses en estos pacientes, algo que supone un beneficio clínicamente relevante y ofrece una nueva opción de tratamiento a este grupo de pacientes previamente tratadas por debajo de sus necesidades.

Twitter
Suplementos y Especiales