No se creará un ‘HispaNICE’ y apuesta por trabajar en red con los centros existentes

Temas relacionados:
Herramientas
|
03 feb 2012 - 19:00 h
|

Uno de los objetivos de la nueva política farmacéutica que quiere poner en marcha el Ministerio de Sanidad pasa por incluir criterios de coste-efectividad en la incorporación de nuevos medicamentos. Esta herramienta, básica además de cara al objetivo de definir una cartera de servicios única, implica crear un sistema de evaluación permanente que permita incluir de forma rápida las intervenciones, productos o medicamentos que aporten mayor valor.

En el Reino Unido esta tarea hace años que fue encomendada al NICE. Su prestigio y los resultados alcanzados le han convertido desde entonces en un modelo de cómo analizar qué debe ser o no financiado por el Estado. La necesidad de que España cuente con un organismo similar, bautizado como HispaNICE, es desde hace años una petición de expertos en economía de la salud, gestores, sociedades científicas y políticos. La propia industria sanitaria europea ha llegado a conclusiones comunes sobre cómo afrontarla, consciente de que el futuro pasa ineludiblemente por la evaluación económica.

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, fue la única de los siete grupos que mencionó la necesidad de crear una estructura similar al NICE para superar el retraso que España acumula en la materia. El ministerio se ha comprometido a estudiar la idea, pero a priori no está a favor de invertir en la creación de una estructura. En su lugar, apuesta por trabajar en red con los cinco centros que actualmente existen en España, ubicados en Cataluña, País Vasco, Galicia y la Comunidad Valenciana, además del Instituto de Salud Carlos III. Según Ana Mato, la calidad de estos centros está fuera de duda, por lo que “es suficiente” que trabajen en red dirigidos por el Ministerio de Sanidad.

Twitter
Suplementos y Especiales