Los países del sur de Europa serán los únicos en los que el mercado sufrirá un retroceso hasta 2020

La consultora PwC estima en un informe que España será el país en el que la caída de las ventas será más acusada de aquí a final de la década

La correcta selección de las moléculas y una buena estrategia de internacionalización serán claves para el éxito de las compañías

Temas relacionados:
Herramientas
|
23 nov 2012 - 18:00 h
|

Los responsables de las compañías farmacéuticas que operan en los países del sur de Europa tienen motivos para estar preocupados, si se tienen en cuenta los resultados del informe Pharma 2020, publicados por la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC). Los datos apuntan a que tanto en Grecia, como en Italia, Portugal y España, los países más afectados por la crisis financiera, el mercado de medicamentos sufrirá un retroceso significativo en los próximos años que obligará a los laboratorios a replantear sus estrategias para obtener rentabilidad.

Especialmente alarmante es la previsión con respecto a España, país en el que las ventas de fármacos podrían caer en valores en torno al 31,43 por ciento entre 2011 y 2020, al pasar de 28.000 millones de dólares a 19.200. Y aunque el descenso en el resto de países del sur no será tan acusado, lo cierto es que en Portugal e Italia será superior al 15 por ciento y en Grecia se situará en torno al 8,6.

Al parecer, la debacle del mercado en España e Italia tendrá un impacto determinante sobre la tendencia que experimentará la UE-5, compuesta por estos dos países más Alemania, Francia Y Reino Unido. Las previsiones de PwC señalan que las ventas caerán en este grupo de países de 205.000 millones de dólares en 2011 a 194.000 en 2020, mientras que el agregado de los tres estados más solventes evolucionará positivamente, con un crecimiento estimado del 2,3 por ciento, al pasar de 142.400 millones a 145.800 al final de la década.

Otros mercados

Por todo lo dicho, las compañías tendrán que buscar el optimismo en otros mercados ajenos al europeo, los cuales, en general, prometen tasas de crecimiento positivo. Concretamente, se espera un alza de las ventas que rondará el 26 por ciento en Estados Unidos y el 14,8 por ciento en Canadá. En Japón, otro de los puntos estratégicos para la industria de medicamentos, el aumento será del 17,32 por ciento, aunque sin duda serán los mercados emergentes los que ofrezcan el marco más atractivo, ya que, si se cumplen las estimaciones de PwC, podrían experimentar un crecimiento de las ventas superior al 143 por ciento.

Es por eso que entre las recomendaciones que hace la consultora está “la implementación de una adecuada estrategia de expansión”, aunque habrá que tener en cuenta que “los mercados más grandes no son siempre los más rentables”. Otro aspecto clave para el éxito de los laboratorios será la adecuada selección de las áreas terapéuticas en las que invertir, así como de las moléculas que quieren desarrollar. En este punto, el informe hace, además, una clasificación de las multinacionales según sus pipelines, de la que se extrae que hay en total unas 3.119 moléculas en fase clínica y que son GlaxoSmithKline (422), Novartis (281) y Roche (346) las compañías más intensivas en la realización de I+D.

Junto a las citadas recomendaciones, las restricciones de las autoridades sanitarias harán que los laboratorios se vean obligados a mejorar los datos que se ofrecen para la evaluación de los medicamentos, la transparencia y por supuesto a “adaptar la innovación a las necesidades de pacientes y pagadores”.

Twitter
Suplementos y Especiales