Los hospitales del SNS patentan muy por encima del resto de sectores industriales

n España ocupa el undécimo puesto en el ránking mundial de proyectos patentados entre 2011 y 2013
Herramientas
|
24 jul 2015 - 15:00 h
|

Los hospitales del Sistema Nacional de Salud patentan cada vez más. Un estudio de la consultora Clarke, Modet & Co pone de manifiesto que se han situado en el undécimo lugar del ranking mundial hospitalario entre 2011 y 2013, lo que significa que ha escalado dos puestos con respecto al periodo 2001-2003. “Estos centros españoles están muy bien situados, mucho mejor que el resto de industrias españolas e incluso por encima de la posición de España que por el volumen de su economía le corresponde”, señala Borja Martínez, de la unidad Business Intelligence de esta firma de consultoría.

El avance de los hospitales implica además un incremento de la productividad. Cada vez son más los hospitales que extienden sus patentes registradas en primer término en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). En una segunda fase las protegen con más frecuencia en Europa, Estados Unidos y Japón, los principales mercados mundiales. “Si vemos la productividad de las patentes, España escalaba al octavo lugar del ránking en el periodo 2011-2013 frente al undécimo lugar en el periodo 2011-2013.

A pesar de este avance. Martínez subraya que los hospitales españoles aún “no tienen muy engrasado el sistema de transferencia”, aunque advierte de que es un “diamante en bruto” .

Menos fuerza en bio

El ‘Informe Asebio 2014’ ponía en evidencia una escasa capacidad de los hospitales españoles para patentar en el sector biotecnológico. El año pasado solicitaron 31 patentes y se les concedieron 11, muy lejos de las cifras de las empresas y las universidades. Pero a pesar de esta realidad, los centros hospitalarios españoles han registrado un avance significativo en el último curso y le han servido para colocarse otra vez en niveles de 2012. En 2013, hicieron 17 requerimientos y solo vieron siete concedidas. Martínez explica que el ejercicio 2013 fue especialmente negativo en términos económicos, por lo que afectó en todos los ámbitos, incluido el de las patentes. Precisamente Clarke, Modet & Co ha recabado los datos junto al Parque Científico de Madrid para el estudio de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio).

Martínez destaca el avance que ha conseguido todo el sector biotecnológico en los últimos años, a pesar del contexto global. “Nunca en España se había solicitado un número de patentes per capita tan bajo, nos encontramos en una situación de emergencia nacional”.

Marco Rivas, de la Plataforma Itemas, promovida por el Instituto de Salud Carlos III y que aglutina a 31 hospitales del Sistema Nacional de Salud, aclara que la biotecnología representa una parte pequeña de las patentes de los hospitales españoles. Los principales logros se han conseguido en áreas como tecnología sanitaria, software o telemedicina. “En los últimos cinco años que hemos venido recogiendo los datos no ha dejado de subir”, señala Rivas. No todos los proyectos van en esta línea. En los últimos años se ha potenciado “la innovación en la gestión organizativa y asistencial”, que utilizan otra vía diferente a las patentes.

La plataforma Itemas que coordina el Instituto de Salud Carlos III ha sellado una acuerdo con la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) con el objetivo de potenciar la transformación del conocimiento e impulsar la propiedad intelectual dentro de sus red de 31 hospitales. Marco Rivas, de la plataforma, ha subrayado que el este pacto pone a disposición de las unidades de apoyo a la innovación de los centros hospitalarios una serie de herramientas.

La más importantes es el informe tecnológico de patentes, “que recoge el entorno de la invención del investigador”.

Rivas señala que este acuerdo permite “a todos los hospitales de la red Itemas a los servicios de la Oficina Española de Patentes y Marcas de una forma más ventajosa económicamente”.

Otros de los servicios que ofrece la oficina en el pacto son las búsquedas retrospectivas y los boletines de vigilancia tecnológica “para conocer el ‘mundillo’ en el que el científico está interesado en investigar”, añade.

La segunda pata del convenio, según explica Rivas, es incrementar la formación de los investigadores integrados en los hospitales con la intención de “llamar la atención con la cultura de publicar excesivamente sin que a veces tenga conciencia del potencial interés de su publicación, que además le impide patentar”.

Twitter
Suplementos y Especiales