Los COF de Valladolid, León y Ávila desempolvan las urnas por primera vez en el siglo XXI

n El COF de Barcelona, que también convoca comicios para el 19 de mayo, introducirá de forma pionera el voto electrónico
Herramientas
|
01 abr 2016 - 14:00 h
|

Las generaciones más longevas de farmacéuticos leoneses, vallisoletanos y abulenses pueden contar que en el pasado acudieron —o tuvieron la opción— a sus sedes colegiales a depositar su voto para elegir a un nuevo presidente. Un acto que, en cambio, no pueden decir que hayan realizado las nuevas generaciones, ya que en ninguna de estas tres corporaciones farmacéuticas castellanoleonesas han tenido que sacar las urnas en los sucesivos procesos electorales desarrollados en lo que va de siglo XXI (dado que siempre se han presentado candidaturas únicas que descartaban las votaciones).

En cambio, los 721 colegiados de León, así como sus 741 compañeros de Valladolid y los 275 de Ávila ya tienen confirmado que el próximo 17 de abril podrán experimentar —o revivir— esta situación. La presentación de varias candidaturas en los comicios convocados por estas corporaciones —al contrario que en los restantes seis colegios castellanoleoneses— obligará a desempolvar por primera vez sus urnas en este siglo XXI.

En este sentido, la farmacia abulense se lleva la palma, con cerca de tres décadas sin necesidad de dirimir sus juntas directivas en las urnas. Un periodo sin votaciones que en el caso de Valladolid se sitúa en los 19 años, por los 16 del COF de Léon. Es por ello que si una palabra emana de todos los candidatos a presidentes en estas tres corporaciones es “participación”. En concreto, animar a sus compañeros a participar en esta cita del 17-A.

Esta participación tiene un plus de dificultad en los comicios de colegios castellanoleoneses. Sí el análisis de las elecciones celebradas en colegios farmacéuticos de toda España en la última década revelan, por lo general, una baja participación (sin superar en ocasiones el 50 por ciento), en el caso de Castilla y León debe añadirse la especial geografía de la región, con múltiples y dispersos municipios puede complicar o ‘desanimar’ a acudir a la sede colegial situada en la capital de provincia.

“No estamos acostumbrados en votar, pero hace muchos años que no tenemos la opción y debemos estar concienciados con la importancia de no quedarse en casa”, indica a EG Inés Barco, candidata a presidir el COF de Ávila. Almudena López ‘rivalizará’ con Barco en las urnas, no así en este mensaje: “el funcionamiento del colegio es trabajo de todos, y ese trabajo empieza por participar en las elecciones”.

En los cerca de 260 kilómetros que distan entre Ávila y León, el mensaje no varía. “La participación del colegiado en unos comicios es fundamental”, opina el ‘presidenciable’ Javier Herradón. Mientras, Manuel Tomé quien lidera la otra lista leonesa, transmite practicamente palabra por palabra esta misma invitación a acudir a las urnas.

Precisamente, con el objetivo de facilitar las votaciones de sus colegiados, y que ello redunde en los índices de participación, el COF de Barcelona ha anunciado que introducirá —de forma pionera en los comicios de corporaciones farmacéuticas en España— el sistema de voto electrónico en las elecciones convocadas para el próximo 19 de mayo, que convivirá con el presencial y el correo ordinario. Una apuesta que, según indica su actual presidente, Jordi de Dalmases, busca “ampliar los mecanismos de participación de los farmacéuticos” y que ya ha sido utilizada por esta corporación para adoptar medidas conjuntas entre sus colegiados (votación cierre de farmacias, recogida de firmas). El plazo para presentar listas se alarga hasta el 25 de abril.

Donde no habrá voto electrónico pero sí proceso electoral es en el COF de Girona. En su caso, convocados para el 2 de junio, siempre que antes del 3 de mayo se hayan presentado varias listas.

Twitter
Suplementos y Especiales