Herramientas
|
12 nov 2015 - 10:00 h
|

La décima edición de los Premios Best in Class (BiC) reunió un año más a los principales agentes del Sistema Nacional de Salud. La noche dejó dos grandes triunfadores, ambos de la Comunidad Valenciana. Por un lado, el Hospital Universitario de La Ribera, que obtuvo el premio a Mejor Hospital, y, por otro, el Centro de Salud de Fuensanta, que se adjudicó el galardón a Mejor Centro de Atención Primaria.

Esta gala, iniciativa de Gaceta Médica, publicación del Grupo Wecare-u, y la Cátedra de Innovación y Gestión Sanitaria de la Universidad Rey Juan Carlos, volvía a su punto de partida, después de una década en la que ha repartido más de 250 premios y 50 menciones de honor entre más de 5.000 candidaturas. Como hace diez años, el acto tuvo lugar en la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ante la mirada de más de 450 asistentes y con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, como maestro de ceremonias. Sólo este año se han repartido 39 reconocimientos, sujetos al índice ICAP (Índice de Calidad Asistencial al Paciente), a los que han optado 736 candidatos de 133 centros diferentes.

Pero la noche dejó a otros muchos triunfadores. La Comunidad de Madrid recogió el mayor número de reconocimientos con 11 galardones. La región madrileña obtuvo también el premio de Formación MIR, que fue a parar al Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Le sigue en segundo lugar, la Comunidad Valenciana, que acumula diez reconocimientos. Precisamente, estas dos regiones cuentan con los dos hospitales más premiados, la Fundación Jiménez Díaz (Madrid) y el Hospital Universitario y Politécnico La Fe (Valencia), con cinco galardones cada uno.

Estos reconocimientos se han convertido en un instrumento para que centros y servicios hospitalarios puedan “autoevaluarse y compararse” como puso de manifiesto Santiago de Quiroga, presidente del Grupo Wecare-u y editor de Gaceta Médica. Para la selección de los mejores candidatos los Premios BiC cuentan con un comité de expertos que este año ha reunido a cinco responsables de calidad de Consejerías de Sanidad y a ocho presidentes de sociedades científicas.

Más de allá de su utilidad como mecanismo de mejora constante para los responsables y gestores de los hospitales, los galardones cuentan con el “objetivo de potenciar la calidad en la atención al paciente”, señaló Ángel Gil.

Sánchez Martos, que clausuró el acto, reconoció la labor de estos premios que ponen “en valor a todos los profesionales sanitarios y estimulan la excelencia”.

Twitter
Suplementos y Especiales