La recepción del FLA permite a Cataluña reducir los retrasos en el pago de recetas

n La Generalitat confirma que “la mejora de su tesorería” le permite, en julio y agosto, reducir los plazos: de 80 a 60 días
Herramientas
|
17 jun 2016 - 15:00 h
|

Una vez más, el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) sale al rescate de las farmacias catalanas. Si no para ‘salvarlas’ de los impagos, sí para reducir los efectos que acarrean. Gracias a la “mejora de la tesorería de la Generalitat”, una mejora originada en parte por la recepción de 980 millones de euros correspondientes al primer trimestre de 2016 de este mecanismo de financiación, la Administración catalana ha comunicado a colegios farmacéuticos y patronal (Fefac) que reducirá los plazos en los que reciben el abono de recetas. En concreto, de los 80 días actuales en los que las farmacias cobran las facturas (según fecha de las mismas) a los sesenta, como ocurrirá al menos en los próximos meses.

Este compromiso fue transmitido por el secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonés, en una reunión mantenida con el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Cataluña y la empresarial Fefac. En concreto, el representante gubernamental corroboró que gracias a ese mejora de la tesorería, en los meses de julio y agosto el retraso se reducirá hasta 25 días respecto a la fecha que marca el concierto de prestaciones (35 días) y el pago se efectuará a 60 días respecto a fecha de factura. Cabe recordar que, dentro de estos impagos crónicos que sufre la farmacia catalana desde hace cuatro años, actualmente el retraso en los pagos se sitúa en 80 días (47,5 respecto a concierto) y con único ‘compromiso’ de la Administración de no superar los noventa días.

Ahora, la Generalitat se compromete al menos durante julio y agosto a recortar estos plazos de pago de los 80 a los sesenta días. Será a lo largo de septiembre cuando se confirmaría si se puede extender este compromiso para el tercer cuatrimestre del año, tal como emplazó el secretario de Economía en esta reunión. “Valoramos el respeto a los compromisos adquiridos hasta ahora y la voluntad de mejorar la situación que soportamos la farmacia catalana. Sin embargo, seguiremos trabajando para acabar con la totalidad del retraso y por contar, mientras tanto, con las herramientas financieras para hacerle frente”, se destaca de forma conjunta por colegios y patronal.

Calendario de pagos

Con el nuevo escenario, el calendario de pagos más inminente pasaría porque a finales de junio, la Generalitat abone un total de 208 millones de euros con los que se sufragaría el 76 por ciento de la factura de marzo (91 millones de euros y que se estaría pagando aún a 90 días), y la factura íntegra de abril (117 millones que, en este caso, ya sí llegaría atendiendo al ‘nuevo’ plazo de 60 días de retraso). Cabe recordar que, en situaciones normales, la factura de marzo debería haberse abonado el 5 de mayo, mientras que la de abril debería haberse producido el pasado 5 de junio.

Posteriormente, a finales del mes de julio, la farmacia catalana cobraría la factura íntegra de mayo —importe no disponible aún—, con lo cual se mantendría el retraso de sesenta días respecto a la fecha de cierre de factura (25 días de retraso respecto a los plazos que marca el concierto). En agosto, la situación sería semejante: dicho mes la Generalitat debería abonar la totalidad de las recetas de junio (factura aún por generar).

Twitter
Suplementos y Especiales