Herramientas
|
28 may 2014 - 11:00 h
|

El Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT), ha presentado este miércoles en El Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (Icomen), los resultados del estudio que llevó a cabo en las II Jornadas sobre Adherencia, para conocer la situación en torno al cumplimiento de las pautas prescritas a los pacientes.

El incumplimiento de los tratamientos se ha convertido en un grave problema que afecta a todos los países desarrollados. Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 10 años uno de cada cinco españoles será mayor de 65 años y el coste sanitario por persona aumentará entre 4 y 12 veces con respecto al actual.

La necesidad de abordar este problema de forma integral y coordinada por los profesionales y pacientes del Sistema Sanitario, ha impulsado que el OAT desarrolle este estudio que revela que la falta de adherencia al tratamiento alcanza el 57 por ciento de la población general. Este sondeo poblacional se desarrolló en Madrid el pasado mes de noviembre durante las II Jornadas de Adherencia.

Los resultados reflejan que con el aumento de la edad del paciente, aumenta también el cumplimiento de la pauta prescrita por el médico: entre los 61 y los 70 años, los pacientes registran una adherencia del 53 por ciento, cifra que aumenta hasta el 61 por ciento entre los 81 y 90 años de edad.

La auto-medicación fue otra de las cuestiones que se consideraron para desarrollar este sondeo, y la respuesta obtenida fue que un 57 por ciento de los encuestados reconocen haberse auto-medicado. Esta cifra aumenta cuando el paciente es más joven, “lo que nos hace pensar que el mayor porcentaje de auto-medicación se produce en el ámbito del autocuidado de la salud y los síndromes menores”, ha explicado Isabel Vallejo, farmacéutica y vocal del OAT.

En este sentido, los resultados del estudio poblacional reflejan también que la formación y la información juegan un importante papel en la auto-medicación, ya que su nivel aumenta de acuerdo al nivel de estudios del paciente. El 56 por ciento desearía tener más información sobre su enfermedad y tratamientos, principalmente las personas más jóvenes y con un mayor nivel de estudios. “En este punto, todos los profesionales de la salud que interactuamos con los pacientes, tenemos el papel fundamental de proporcionarles información clara, concisa y segura”, ha añadido José Manuel Ribera Casado, Presidente del Comité Científico del OAT.

El OAT ha realizado una primera aproximación a la falta de adherencia pero, según ha apuntado Vallejo, “será preciso estudiar, observar y proponer líneas de actuación que cuenten con la implicación de los distintos profesionales de la salud y mejoren las expectativas de los pacientes” ya que mejorar la continuidad de la medicación significa, en términos generales, “mejorar los resultados en salud y optimizar la utilización de los recursos disponibles”

Twitter
Suplementos y Especiales