EPHA insiste en su crítica al Tribunal de Arbitraje propuesto por la UE para el TTIP

Temas relacionados:
Herramientas
|
27 nov 2015 - 15:00 h
|

Supone un avance sobre la primera propuesta, pero no cubre las expectativas. La Alianza Europea por la Salud Pública (EPHA, por sus siglas en inglés) insiste en sus críticas a la nueva cláusula de protección de inversiones (cláusula ISDS) que la Unión Europea ha presentado en las negociaciones del Tratado Transatlántico con los Estados Unidos.

Según la Alianza, la nueva propuesta —modificada tras el rechazo del Europarlamento— no aborda adecuadamente las preocupaciones principales de la comunidad de salud pública, ya que todavía no garantiza que el derecho de los gobiernos a regular la protección de la salud pública, anteponíendola a los intereses comerciales de las empresas que venden productos de salud “perjudiciales”, incluyendo el tabaco.

“Los cambios, en gran parte semánticos, propuestos para el Tribunal de Arbitraje no nos van a convencer para apoyar un sistema fundamentalmente sesgado, con un largo historial de ser usado y abusado —con mayor frecuencia por la industria del tabaco— para abortar políticas de salud pública. Una reforma parcial de los ISDS existentes conducirá a la institucionalización del arbitraje en lugar de a su eliminación”, dijo Nina Renshaw, secretaria general de la EPHA y miembro del grupo asesor de la Comisión Europea para el TTIP.

En respuesta a la propuesta europea, EPHA ha publicado un posicionamiento que concluye que el capítulo ISDS debe retirarse de las negociaciones del TTIP. Según este documento, las excepciones a la protección de las políticas públicas (como la que la UE asegura que se mantiene en su propuesta en relación a las competencias sanitarias de los estados) suelen ser interpretadas de forma muy limitada. “¿Qué garantía existe de que la protección nacional de la salud pública sería priorizada sobre los intereses comerciales, cuando los acuerdos internacionales de inversión habitualmente conceden un tratamiento más favorable a los inversores extranjeros? Estas preocupaciones siguen siendo válidas para la nueva propuesta europea”, dice la EPHA.

Un buen ejemplo de ello, según la Alianza, es el historial que acumula la industria del tabaco para bloquear, enmendar o retrasar cambios legislativos... Unas tácticas que entre otras pasan por amenazar con acudir a un tribunal de arbitraje. Pero no es el único. El documento plantea casos llevados a tribunales de arbitraje relativos a decisiones sobre servicios sanitarios, derechos de propiedad intelectual y política farmacéutica.

Twitter
Suplementos y Especiales