El caso griego pone en evidencia la unidad en salud de Europa

Herramientas
|
18 sep 2015 - 15:00 h
|

“Los recortes impuestos en el gasto farmacéutico, los recursos hospitalarios y en la atención primaria están devastando el sistema de salud griego y a pesar de que la Troika es consciente de ello, se siguen exigiendo más austeridad”. Así de contundente se mostró el ministro de Sanidad griego, Panagiotis Kouroumplis, durante su intervención en la mesa de debate ‘¿Se puede lograr la coherencia en políticas para la salud?Lecciones aprendidas de toda la UE’, organizada en el marco del 6º Encuentro Anual de la Alianza Europea para la Salud Pública (EPHA). Aquí, aseguró que las negociaciones de su programa de asistencia financiera y sus consecuencias para las políticas sanitarias ponen en evidencia la unidad en materia de salud en la Unión Europea. En este sentido, confesó que su nación se siente “como un país bajo la subyugación; como si hubieramos perdido la guerra”.

Por su parte, Panagiotis Stenos, portavoz del ministro heleno, aseguró que el caso griego muestra la incoherencia de la Unión Europea y lo comparó con las negociaciones del Tratado Transatlántico de Comercio (TTIP) entre la Unión Europea y Estados Unidos, donde, dijo, las decisiones se toman a puerta cerrada y sin escrutinio abierto. Aquí, apuntó es muy difícil que se adopten políticas coherentes.

Por contra, Portugal fue escogido omo ejemplo de buena coordinación en políticas de salud. De este modo, Fernando Leal Dacosta, secretario general de Sanidad del país luso, destacó como el Plan Nacional de Salud adoptado en su país ha servido de faro para la aplicación de programas específicos como el de vacunación de la gripe a personas mayores de 60 años que, en 2014 logró la vacunación del 60 por ciento de este grupo de ciudadanos.

Twitter
Suplementos y Especiales