Castilla-La Mancha primará a los rurales en los concursos

Se puntuará mejor a quienes ejerzan en poblaciones de con censos inferiores a 750 y 1.500 habitantes
Herramientas
|
27 jun 2014 - 14:00 h
|

Los farmacéuticos que desarrollan su profesión en oficinas de farmacia en poblaciones de Castilla-La Mancha con censos inferiores a 750 y 1.500 habitantes serán primados en las puntuaciones de los concursos farmacéuticos que se lleven a cabo en esta comunidad autónoma. Esa es la intención manifestada por el ejecutivo regional en la reforma de la nueva Ley de Ordenación del Servicio Farmacéutico y así lo han precisado desde la consejería de Sanidad regional, cuyo director general de Planificación, Ordenación e Inspección, Javier Hernández, manifestó que “la nueva normativa da preferencia a los farmacéuticos rurales, garantiza su sostenibilidad y la existencia de este servicio”.

El nuevo procedimiento de concurso que autoriza la creación de nuevas oficinas de farmacia, como afirma la consejería, valorará con mayor puntuación a los farmacéuticos que hayan trabajado en farmacia de núcleos de población menos poblados. “El nuevo procedimiento beneficiará a 424 farmacias que se encuentran en poblaciones pequeñas y que verán reconocida su dedicación profesional”, precisó Hernández.

Consenso

Cabe destacar, tal y como ha puesto de manifiesto la consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, que en la elaboración del plan de reforma se ha tenido en cuenta las propuestas de distintos agentes del sector. De este modo, han participado en su elaboración colegios de farmacéuticos, la asociación de farmacéuticos rurales (Sefar), así como las sociedades de Farmacia Hospitalaria y de Atención Primaria.

A este respecto, la presidenta del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Castilla-La Mancha, Rosa López-Torres, valoró positivamente las modificaciones que se han llevado a cabo en la Ley de Ordenación del Servicio Farmacéutico regional. “Es el momento de tener en cuenta a las farmacias rurales por su especial situación, pero también a todos los farmacéuticos, que tienen que adaptarse a una nueva forma de vida, a novedades como la venta por Internet o la receta electrónica”, explicó.

Por su parte, Francisco Guardia, de la Sociedad Española de Farmacéuticos Rurales (Sefar) manifestó que respaldaba una modificación en la Ley de Ordenación del Servicio Farmacéutico para que se dé una salida a los profesionales que están ejerciendo en el medio rural. “Nos parece muy bien la medida, nos parece lógica, buena para el sector, para la Administración, para los pacientes y para la región”, afirmó.

A este respecto, el consejero de Sanidad regional, José Ignacio Echániz, resaltó que la nueva ley dotará de nuevas funciones a los farmacéuticos y “favorecerá la dependencia de las farmacias en el ámbito rural”. De esta forma, indicó que se pedirá la colaboración de los farmacéuticos para elaborar programas de consumo de medicamentos en el caso de pacientes polimedicados, “que toman varios medicamentos que en ocasiones pueden producir alguna alteración”, par lo que los responsables de farmacia tendrán que elaborar sistemas personalizados de dosificación.

Más medidas

Por otro lado, además del guiño a la farmacia rural, otros aspectos que recoge la modificación de la norma se encaminan a su adaptación a la normativa estatal, a reforzar la política de uso racional de medicamentos, a optimizar la planificación farmacéutica y a mejorar la asistencia mediante el desarrollo de nuevas funciones de los farmacéuticos. En este sentido, resalta, por ejemplo, que os farmacéuticos de la región podrán gestionar seis oficinas en lugar de tres.

Twitter
Suplementos y Especiales