Bidafarma: no habrá votaciones unificadas el 25 de junio; Cofarte y Cofarca lo harán el día 28

Herramientas
|
15 jun 2016 - 13:00 h
|

El proceso para la constitución de Bidafarma, el nuevo gigante de la distribución nacional fruto de la fusión entre Cecofar, Farmanova (en concreto, ocho de las cooperativas que conforman este grupo de segundo grado) y Cofarcir afronta su momento decisivo, con las votaciones de las respectivas asambleas a la vuelta de la esquina. Aunque en un primer momento las intenciones pasaban por celebrar las respectivas asambleas de las diez cooperativas implicadas en una misma fecha (25 de junio) y hora —para que no hubiese posibles influencias entre resultados— finalmente no será así. Las dos cooperativas canarias inmersas en este proceso (Cofarte y Cofarca, ambas integradas en Farmanova) han convocado a los socios para el próximo 28 de junio, tres días después de que los socios de las restantes entidades (Cecofar, Cofarcir, Cofaran, Hefagra, Hefaral, Xefar, Cofez y Jafarco) se hayan pronunciado al respecto de la operación.

Según ha confirmado a EG Manuel Valido, presidente de Cofarca, el motivo de este descuelgue del calendario unificado no es otro sino la existencia de un día festivo en Canarias (24 de junio) que podría dificultar la asistencia del mayor número de socios posible a esta asamblea de vital importancia para el futuro de la cooperativa. Así, tanto en Cofarte como en Cofarca las asambleas extraordinarias para decidir sobre su integración en Bidafarma se han pospuesto al 28 de junio. Una fecha en la que ya se conocerán los resultados cosechados en el resto de cooperativas. Incluso cabe la posibilidad de que ni tan siquiera tuvieran que celebrarse estas asambleas en Canarias si cualquiera de las predecesoras convocadas para el 25 de junio manifiesta su rechazo —no previsto— a esta operación. Y es que, una vez los consejos directivos dieron un primer visto bueno el pasado 28 de abril, la creación de Bidafarma debe contar con el beneplácito de todas las asambleas. La negativa de cualquiera de ellas implicaría la finalización del proceso e iniciar uno nuevo “partiendo de cero” en el que ya no participase la citada cooperativa.

Cabe recordar que si las asambleas dan el visto bueno a esta operación —y a falta de conocer también la opinión favorable de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia— se creará una nueva compañía con una facturación próxima a los 2.500 millones de euros anuales y una cuota de mercado en torno al 23,60 por ciento (solo superada por Cofares, líder histórico del segmento con su actual 25,8 por ciento).

Twitter
Suplementos y Especiales