Las fusiones en la distribución, ¿refuerzan o debilitan el modelo farmacéutico?

Tanto partidarios como detractores de estas operaciones centran sus argumentos en torno a sus efectos sobre él
Madrid
|
05 may 2017 - 15:15 h
|

Es notoria la tendencia actual del sector de la distribución farmacéutica nacional a su concentración, a través de operaciones de fusión, integración y/o absorción. Es igual de notorio, y público, que la mayor parte del sector defiende la idoneidad de estos procesos, y no solo las distribuidoras que acometen estas operaciones, sino también otras que no se plantean movimientos de este tipo en la actualidad, así como corporaciones y patronales farmacéuticas. La creencia común es considerar que estas operaciones respaldan y hacen más fuerte el modelo farmacéutico nacional y, respecto a este eslabón, lo protege de la entrada en él de multinacionales. Este fue, por ejemplo, uno de los mensajes más repetidos por los directivos de las ocho entidades mayoristas que en julio de 2016 se fusionaron en una sola compañía (Bidafarma) cara a conseguir la confianza de sus socios en el proceso.

Pero es también el modelo farmacéutico el punto de coincidencia de las argumentaciones de aquellos que no son partidarios de esta concentración mayorista. En su caso, aludido para denunciar que los procesos de concentración estarían “amenazando”, o cuando menos “debilitando” su identidad y/o razón de ser. Dentro del que sería este grupo de detractores, es la Cooperativa Farmacéutica del Noroeste (Cofano) quien parece estar asumiendo el liderazgo de sus reivindicaciones, al menos públicamente. La cooperativa gallega viene emitiendo diversos comunicados públicos en los últimos meses alertando que con estos procesos “no se mejora el servicio, ni la rentabilidad, ni la defensa del modelo”.

Lejos de atisbar ventaja alguna, desde Cofano se enumeran como desventajas “la sustitución de cooperativas regionales por sucursales, la pérdida de representatividad de los socios, la falta de transparencia y el riesgo de endeudamiento que supone la creación de estas nuevas entidades “que sólo buscan exhibir cuota de mercado”. Sin embargo, un aspecto llama la atención en los comunicados de Cofano: sus alusiones directas a la ‘vecina’ Cofaga, inmersa en un proceso de integración en Bidafarma (sus socios votarán esta integración el próximo 13 de mayo, como así hará también ese día la abulense Cofabu).

En este sentido, EG ha preguntado al presidente de Cofano, Manuel Muradás, el por qué de las alusiones a Cofaga y si con estos mensajes de alerta —aunque él rechaza esta definición— se estaría abriendo los brazos a aquellas farmacias gallegas ahora asociadas a Cofaga que no comulguen con este proceso. No son pocas las voces del sector que en petit comité denuncian que éste es el fin que buscaría Cofano con sus manifiestos.

Sin intención, pero atento al escenario

Muradás rechaza que estos mensajes busquen obtener beneficios directos para su cooperativa. Mucho menos generar ‘miedo’. “Nosotros apostamos por el modelo de pequeñas cooperativas regionales en vez de la creación de grandes empresas de difícil gestión y alejadas de sus socios. Son muchas las cooperativas que piensan así, aunque seamos nosotros quienes nos manifestamos con mayor contundencia”, defiende.

Ahora bien, Muradás sí reconoce que el nuevo escenario en la distribución gallega también puede acarrear consecuencias para Cofano, en forma de posible “salto cualitativo”. “Como es lógico, cada cual es dueño de sus decisiones. Sentimos la ‘marcha’ de nuestra cooperativa vecina y con la que manteníamos una relación fraternal e incluso de reparto geográfico, pero para nosotros es un acicate para redimensionar nuestra labor y la importancia de las cooperativas regionales”. A día de hoy, asegura “no haber notado” una vía de crecimiento, “pero sí es cierto que estamos recibiendo llamadas de farmacéuticos pidiéndonos información”.

En una época en la que se repite el mensaje de que “todos estamos hablando con todos”, el presidente de Cofano confirma que a esta cooperativa no ha llegado a ninguna propuesta concreta de fusión “quizá por nuestra clara postura contraria a estos procesos”, sopesa. Cabe recordar que en la actualidad Cofano sí mantiene un acuerdo comercial con el grupo de segundo grado Unnefar para la gestión de compras a determinados laboratorios y desde ambas partes no han cerrado la puerta a su paso futuro como miembro. Un tipo de asociación que Muradás cree que respeta “el modelo de cercanía y fuerza del cooperativismo local”.

Operaciones que mantienen la esencia

De forma opuesta a la anterior opinión, durante su intervención en un reciente encuentro organizado por Adefarma, el presidente de la patronal nacional de la distribución de gama completa (Fedifar), Eladio González, celebraba que las concentraciones y fusiones en España “han mantenido la esencia del modelo; es decir, la proximidad a la farmacia y el carácter cooperativista”, opinó. A su juicio, estos movimientos siguen la tendencia europea de economía de escala”. En este sentido, cabe recordar que González también preside la cooperativa balear D’apotecaris, cuya masa social rechazó fusionarse en Bidafarma, si bien la razón habría que buscarla en las “peculiaridades” que implica la insularidad, y no en posibles dudas en torno al modelo y la supuesta “cercanía”.

Hay más opiniones que defienden el ‘win to win’ para farmacias y modelo. “La creación de entidades más grandes y fuertes supone un respaldo al modelo farmacéutico y su mejor defensa”, repite habitualmente Antonio Pérez Ostos, presidente del Grupo Bidafarma, agrupación que integra la nueva compañía que da nombre al grupo junto a aquellas que rechazaron fusionarse en una única entidad (Cofarte, Cofarca y D’apotecaris) o bien se han unido como miembros de la agrupación y como paso previo a plantearse una adhesión futura (Zacofarva y Socofasa). También desde entidades como Cofares se estima que “a largo plazo el modelo se defiende mejor desde entidades fuertes y grandes”, transmite su actual vicepresidente y candidato a presidente, Juan Ignacio Güenechea.

La visión a pie de mostrador mantiene esta línea. Por ejemplo, José Luis Rodriguez Dacal, presidente de la patronal nacional FEFE considera la concentración “positiva para las farmacias”. Precisamente, FEFE presentará en su congreso nacional de Gijón (17 al 19 de mayo) un estudio sobre el impacto de estas operaciones en la red de boticas.

Twitter
Suplementos y Especiales