La solidaridad de la distribución farmacéutica se centra ahora en los mayores

Herramientas
Málaga
|
04 jun 2019 - 17:37 h
|

El número de personas mayores dependientes con escasos recursos económicos que requieren ayuda para realizar las actividades más básicas de su vida diaria es cada vez mayor en nuestro país. Conscientes de esta necesidad, las empresas de distribución farmacéutica de gama completa que conforman la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar pusieron en marcha durante el primer semestre del año una acción, la primera de la segunda edición de la campaña ‘Distribución farmacéutica: 365 días solidarios’, que tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida de este colectivo de personas.

En esta acción, ‘Atención Residencial a mayores, Distribución Farmacéutica y Cáritas’, las empresas de distribución farmacéutica españolas recaudaron fondos para colaborar y apoyar el trabajo de atención a mayores dependientes que esta institución lleva a cabo en las 25 residencias y 9 centros de día que tiene en todo el país. Se trata de una iniciativa para mejorar la independencia funcional y la autoestima de las personas mayores con gran dependencia y bajos recursos económicos acogidas en centros residenciales de Cáritas dentro del ‘Programa de acompañamiento’ que el pasado año atendió a más de un millón y medio de personas.

<p>La solidaridad de la distribución farmacéutica se centra ahora en los mayores</p>

La segunda edición de la campaña ‘Distribución Farmacéutica: 365 días solidarios’ se completará con otra acción, que se desarrollará durante el último semestre del año y que, bajo el título ‘Atención domiciliaria a mayores, Distribución Farmacéutica y Cáritas’, estará orientada a colaborar con la atención que presta esta organización a personas mayores en situación de vulnerabilidad que no logran acceder a la ley de dependencia, los servicios y ayudas públicas.

Apoyo a nuestros mayores

En el acto de presentación de los resultados de la campaña en la Residencia ‘El Buen Samaritano’ de Málaga, ejemplo del trabajo que realizan las residencias y centros diurnos de Cáritas en toda España con las personas mayores con gran dependencia y recursos económicos escasos a los que se destinarán los fondos recaudados, Leandro Martínez, vicepresidente de FEDIFAR, mostró su satisfacción por la implicación de las empresas de distribución en esta acción. “Facilitar la vida de los mayores en situación de dependencia con escasos recursos económicos, ofreciéndoles no solo un cuidado físico sino un apoyo emocional y afectivo, es una labor para la que Cáritas siempre tendrá a su lado a las empresas de distribución farmacéutica”, destacó.

Raquel Gil, responsable de Relación con Donantes e Instituciones de Cáritas Española explicó que “el convenio con Fedifar es prueba del compromiso con la responsabilidad social que, a lo largo de este año, va a poner el foco en el acompañamiento a personas mayores en situación de vulnerabilidad a través de nuestros programas de atención residencial”. Este acompañamiento está fundamentado en un modelo de atención centrada en la persona, poseedora de la máxima dignidad posible. “Los mayores merecen ser el centro de nuestras prioridades y recibir de nosotros la dedicación, el respeto y el cariño que merecen por todo lo mucho y bueno que han aportado a lo largo de sus vidas”, afirmó.

Por su parte, el director de la Residencia ‘El Buen Samaritano’, Patricio Fuentes, incidió en la importancia de unos buenos cuidados para las personas mayores que tienen la necesidad de vivir en una residencia. “El objetivo del modelo de atención centrada en la persona, que es el modelo de Cáritas, ofrecer cuidados al estilo de Jesús de Nazaret, es potenciar una vida autónoma, una vida que merezca la pena ser vivida en la que el bienestar y la felicidad de la persona sea nuestra meta”, resaltó.

Twitter
Suplementos y Especiales