Herramientas
Madrid
|
04 abr 2018 - 09:15 h
|

“Se ha sido muy escrupuloso en la colaboración entre profesionales sanitarios y esa es la clave de la tardanza, pero será bien acogida”, apuntaba José Antonio Alonso, director general de Sistemas de Información Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en su intervención en la Comisión de Sanidad de la Asamblea madrileña a una pregunta realizada por el diputado del grupo parlamentario socialista José Manuel Freire.

A la pregunta de cuál es la situación actual de la receta electrónica en Madrid, formulada este martes 3 de abril durante la Comisión, Alonso señaló que “finalizaremos la interoperabilidad de la e-receta después del verano porque hay que implantarla en todos los centros de salud y hospitales.” Asimismo explicaba que el proyecto elegido por la Comunidad Autónoma es muy ambicioso y no es sencillo.

Alonso se defendía indicando que “podíamos haber hecho una receta electrónica sencilla y más rápida pero hemos decidido implantar una solución a medida que esté integrada en todos nuestros sistemas. Una solución que nos va a permitir tener el conocimiento de todo el historial de prescripción en las oficinas de farmacia de la Comunidad en todos los niveles asistenciales”.

El responsable de la consejería precisaba que se encuentran en la fase final de pruebas del aplicativo y se está empezando con la formación a los profesionales. Alonso finalizaba confiando en que “es una gran solución que tendrá buena acogida por los profesionales porque hemos cuidado y mimado al modelo”.

Cabe recordar que salvo Madrid, Cataluña, Baleares, Andalucía, Ceuta y Melilla, el resto de CC.AA. españolas son ya interoperables lo que conlleva que cerca de 11.600 farmacias nacionales pueden dispensar e-recetas interoperables (un 52 por ciento de la red).

Twitter
Suplementos y Especiales