Farmacia hospitalaria y pediatras, unidos por el uso seguro y eficaz de los fármacos pediátricos

La SEFH y la Asociación Española de Pediatría acuerdan realizar actividades de formación e investigación
Herramientas
Madrid
|
09 mar 2018 - 14:13 h
|

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) han firmado un acuerdo de colaboración por el que realizarán actividades conjuntas de formación e investigación dirigidas a un mayor conocimiento sobre el uso eficaz y seguro de fármacos en la población pediátrica. Según señalaron los presidentes de ambas entidades, Miguel Ángel Calleja y María José Mellado, este acuerdo “no solo favorece a los socios de ambas organizaciones al generar conocimientos científicos de mayor calidad, sino que beneficiará a los pacientes pediátricos”.

Asimismo, y con el objetivo de aprovechar las sinergias y áreas de trabajo común, en el marco de esta colaboración profesionales de la SEFH participarán en el Comité de Medicamentos de la AEP, destinado a informar, formar y asesorar a los pediatras sobre la mejor utilización de medicamentos en la infancia y adolescencia. Igualmente, representantes de la AEP formarán parte del Grupo Español de Farmacia Pediátrica de la SEFH. Este convenio, explicaba Cristina Calvo, coordinadora del Comité de Medicamentos de la AEP, “formaliza una colaboración que en los últimos años se ha visto reflejada en la creación, por parte del Comité de Medicamentos de la AEP, del Pediamécum (vademécum pediátrico), ya que los miembros de la SEFH han tenido una colaboración imprescindible en la elaboración de este repositorio de fármacos de uso pediátrico que se ha convertido en herramienta diaria de trabajo para miles de pediatras en la cabecera del paciente”.

En este sentido, Cecilia Martínez, coordinadora nacional del Grupo Español de Farmacia Pediátrica de la SEFH, apuntaba que desde farmacia hospitalaria se “aporta a los pediatras conocimientos muy amplios tanto sobre como el uso seguro de fármacos en niños, farmacocinética, formulación magistral, importancia de la adherencia a los tratamientos, uso prudente de antibióticos con la configuración de PROAs pediátricos, aspectos legislativos, identificación y monitorización estrecha de efectos adversos, desabastecimientos...; como sobre aspectos más novedosos como la farmacogenética o el desarrollo y utilización de nuevos medicamentos de terapia génica para enfermedades raras”.

Por otro lado, para la doctora Calvo, “todo ello redunda en una pediatría hospitalaria más eficiente y segura”.

Los pediatras, como expertos responsables de la salud de los menores hasta los 18 años, tienen cada día mayor preocupación por la seguridad de los medicamentos en los lactantes, escolares y en adolescentes, “pero también mayores conocimientos sobre el tema. Por eso el trabajo en este campo debe ser continuo para mejorar siempre la prescripción en nuestros pequeños pacientes, asegurando dosis pediátricas según peso de los medicamentos y vigilando los efectos secundarios”, indicaba Calvo. Y es que, en línea con la reclamación que la AEP lleva tiempo haciendo de un mayor conocimiento respecto al uso eficaz y seguro de fármacos en pediatría, la doctora Martínez recordaba que, de forma clásica, “las dosis de niños se han extrapolado de las determinadas por los estudios científicos para su uso en adultos. Sin embargo, las diferencias farmacocinéticas y farmacodinámicas de neonatos, lactantes, niños y adolescentes con respecto a los adultos, hacen que estas dosificaciones empleadas en ocasiones no sean adecuadas”. Por ello, estas sociedades científicas abogan por seguir profundizando en la formación y la investigación en este grupo de población especialmente sensible, y, sobre todo, en algunas subpoblaciones como la neonatal o en áreas como la cardiología pediátrica. No obstante, ambas especialistas apuntaban que “cada vez son más los fármacos con indicaciones de uso en niños, y con estudios de eficacia y seguridad en ellos”.

Twitter
Suplementos y Especiales