Cataluña, hub de referencia internacional

Temas relacionados:
Herramientas
Director general
de Biocat
|
11 oct 2019 - 12:24 h
|
<p>Cataluña, hub de referencia internacional</p>

Los mayores avances vienen de apuestas visionarias. En el año 2000 el Gobierno de la Generalitat tuvo la visión de potenciar un sector que habría de jugar un gran papel en el desarrollo económico y social de Cataluña: la innovación en salud. Entre otras acciones, esta apuesta se materializó en la creación de centros de investigación que hoy son líderes internacionales en su ámbito y en la creación del programa ICREA para captar talento investigador.

En 2006 la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona hicieron una nueva apuesta y crearon Biocat, la institución que impulsa el ecosistema catalán de ciencias de la vida y de la salud: la BioRegión de Cataluña. Biocat trabaja para transformar la ciencia y la tecnología en crecimiento económico y en impacto social. Desde su creación, Biocat ha invertido más de 13 millones de euros en 450 programas con 24.000 participantes y 165 proyectos empresariales acelerados.

¿Cómo se ha transformado la BioRegión de Cataluña en estos años? Cada semana nace una nueva empresa en el sector, que acumula ya más de 1.000 compañías con 58.000 trabajadores. Desde el inicio de la crisis en 2008, la inversión en las empresas biomédicas catalanas se ha multiplicado por 12. Los inversores especializados locales han hecho un gran trabajo en este sentido, atrayendo además a sus homólogos internacionales: en 10 años, el número de inversores extranjeros presentes en start-ups biomédicas catalanas ha pasado de 0 a 50. Solo en los últimos cinco años, la cifra se ha multiplicado por 10. Desde Biocat atendemos inversores internacionales que buscan activamente proyectos y startups para invertir en Cataluña, y nos encontramos sistemáticamente con una respuesta extraordinaria a la reputación de nuestra BioRegión como hub de innovación global en ciencias de la vida.

Actualmente las startups catalanas tienen una veintena de terapias avanzadas en fase de desarrollo, un aumento significativo respecto a las 7 que había en el pipeline en 2013. El siguiente paso obvio es que estos fármacos entren en la fase final del desarrollo clínico y que lleguen al mercado en los próximos años. De hecho, como resultado de la evolución del sector estimamos que en 2025 varias de estas terapias podrían llegar ya a los pacientes.

Ahora que ya somos un hub de innovación reconocido globalmente, el reto es escalar las compañías hacia los grandes ensayos clínicos y la comercialización, repitiendo el camino que ya recorrieron Grífols, Esteve, Ferrer, Almirall o Werfen. Mejorar la salud humana mediante la innovación es nuestra misión, una misión que debe ser común a todos los intereses e ideologías.

Twitter
Suplementos y Especiales