Opinión

Impulsar la igualdad en puestos directivos podría ser el primer gran consenso

Temas relacionados:
Herramientas
Editor de EG
|
04 oct 2019 - 15:00 h
|

Es un problema complejo en sus causas, pero muy claro en el impacto: la sanidad está perdiendo talento

<p>Impulsar la igualdad en puestos directivos podría ser el primer gran consenso </p>

Durante los últimos años, y varias legislaturas, hemos asistido a intentos de consensos y pactos que no han cristalizado. De hecho, se recurre a los tiempos de Ana Pastor para poner como ejemplo la Ley de Cohesión y Calidad, aprobada por unanimidad en el Congreso (sólo se abstuvo Coalición Canaria). En tiempos recientes, poco o casi nada ha sido objeto de consenso en sanidad, y en la XIII legislatura que acaba de finalizar, la producción legislativa brilla por su ausencia. En la otra cara de la moneda se sitúa el debate de lo mucho que nos gusta legislar: hemos acumulado, sumando las páginas del BOE y de los boletines oficiales, más de un millón de páginas en una legislatura.

Quizás el problema es que debemos conseguir que la Ley se cumpla y llegue la igualdad de oportunidades a los entornos en los que las mujeres son mayoritarias, como es la sanidad. Sí, hay claridad en los partidos, como manifestaron en el FORO MUJERES DE LA SANIDAD Ana Prieto (PSOE), Patricia Reyes (Ciudadanos) y Amparo Botejara (Unidas Podemos). Las dos ex ministras de Sanidad del PP, Ana Pastor y Dolors Montserrat, ausentes por compromisos internacionales, dejaron escrita su opinión en el Cuaderno Violeta. Todo une a las mujeres, y a una mayoría de hombres, en el hecho de que se encuentran infrarrepresentadas en jefaturas de servicio, gerencias de hospital, presidencias de colegios profesionales y otras estructuras.

Las razones han sido analizadas, y se trata de un problema complejo en sus causas, pero claro en el impacto: la sanidad está perdiendo talento que ahora no se aprovecha. En las formas de acometerlo puede haber algunos matices (cuotas sí o no, sanciones sí o no, etc). Hay acuerdo en que debe monitorizarse la presencia de la mujer, en la utilidad del networking (ya lo apuntó The Lancet en enero de este año) y deben visibilizarse las organizaciones que apuesten por el talento femenino. Cristina Narbona avisó de no caer en la complacencia con los avances en los últimos años, la realidad es que los hospitales españoles tienen mucho talento y capacidad en segunda y tercera fila, dejando los primeros puestos a hombres en clara desproporción. Quizás consenso puede escribirse en femenino muy pronto, y consigamos que el paisaje cambie.

1. María Luisa Carcedo , ministra de Sanidad. 2. Marta Ariño (Zinet) 3. Carmen Montón (Mujeres de la Sanidad) 4. Ana Prieto (PSOE) 5. Raquel Yotti (ISCIII) 6. Mar Fábregas (Stada)
7. María Rio (Gilead) 8. Santiago de Quiroga (GACETA MÉDICA Y EG) 9.Stefanie Granado (Takeda) 10. Patricia Reyes (Ciudadanos) 11. Ana Argelich (MSD) 12. Amparo Botejara (Unidas Podemos) 13. Fina Lladós (Amgen) 14. Rosa Moreno (Grünenthal) 15. Carmen Martínez Pancorbo (Hospital 12 de Octubre) 15. Ana Isabel García (Ciudadanos)

Twitter
Suplementos y Especiales