El sector necesita un nuevo acuerdo PIB-Crecimiento para 2020

Opinión
Editorial
Temas relacionados:
Herramientas
Editor de EG
|
08 nov 2019 - 13:00 h
|

Cinco fuerzas políticas, y varios partidos de influencia regional, complican la acción ministerial

<p>El sector necesita un nuevo acuerdo PIB-Crecimiento para 2020</p>

Tras las elecciones, volvemos a la casilla de salida con asuntos tan relevantes como el acuerdo que Farmaindustria y el Ministerio de Sanidad mantienen en relación al PIB y al crecimiento del gasto farmacéutico. Al igual que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se quedan obsoletos, este acuerdo necesita de una renovación profunda. Nadie duda de la ventaja, para la sostenibilidad de la sanidad, de un límite en el crecimiento del gasto (o inversión) en medicamentos con cargo a fondos públicos. Pero debe ser un límite coherente: el crecimiento del PIB real, inflación aparte, debe ser la medida para un sector intensivo en empleo de alta cualificación y en inversión en Investigación y Desarrollo.

El segundo aspecto crítico de un nuevo pacto necesario pasa por el contexto en el que se producirá: un parlamento con cinco fuerzas políticas nacionales, y varios partidos de influencia autonómica, que fragmentan una decisión que sigue siendo ministerial. El contexto será un Gobierno aún por definir, y pendiente de aprobar unos nuevos PGE, que ya se han prorrogado en dos ocasiones, igual que un Pacto PIB-Crecimiento que necesita tener en cuenta el entorno actual para una nueva firma.

Otros actores

Parece razonable que si las ventas de los medicamentos de marca suponen el 65% del total, se incorpore a otros agentes al Pacto. El problema reside en la acumulación de medidas de política farmacéutica que merman el margen de algunos agentes, como las compañías de genéricos. En particular, ir adelante con las anunciadas subastas lo haría incompatible con ningún acuerdo adicional. Si las compañías de genéricos y biosimilares deben contribuir al Pacto-PIB, debería garantizarse que no van a ser objeto de otras medidas de recorte de márgenes adicionales. Además, los genéricos pueden presentar crecimientos, y al hacerlo están ahorrando respecto a un precio mayor anterior, pero en el presente el precio de marca y genérico puede ser el mismo. Por tanto, la incorporación de otros sectores al pacto es razonable, pero debe hacerse considerando todas las medidas que afecten a genéricos y biosimilares. Un reto para el equipo ministerial, que deberá resolver esto desde un nuevo Gobierno, que llevará su tiempo formar.

<p>El sector necesita un nuevo acuerdo PIB-Crecimiento para 2020</p>
Twitter
Suplementos y Especiales