Ley de Farmacia Madrid: aunque 20 años no es nada, cuatro sí

Temas relacionados:
Herramientas
|
10 may 2019 - 12:42 h
|

La (hipotética) nueva Ley de Farmacia de Comunidad de Madrid ha vuelto al radar político cara a las elecciones autonómicas del 26 de mayo. Lo propició Adefarma, organizando un debate en clave electoral con las formaciones políticas —salvo Podemos, que se abstuvo por enésima vez de participar en un foro farmacéutico—, enfocado a conocer sus planes en política farmacéutica. Era evidente que esta fallida normativa en la pasada legislatura y su posible recuperación tras el 26-M iba a copar buena parte de las intervenciones... y preguntas del auditorio.

Pues bien, las posturas están, de partida, claras. Si los 4,7 millones de madrileños deciden que PP, Ciudadanos o VOX gobierne en esta región —en solitario o coaliciones— habrá nueva ley con la que sustituir a la todavía vigente de 1999. Si es el PSOE sobre el que se deposita la confianza, no habrá ley como tal —sí cuantas normas de rango menor hagan falta para “actualizar” la farmacia a los nuevos tiempos—.

Estos posicionamientos ayudarán a los farmacéuticos a saber a qué atenerse una vez arranque la nueva legislatura. Y no es cuestión baladí, ya que eso permitirá o bien ‘olvidarse’ del tema hasta, al menos, dentro de 4 años, o bien poder exigir que se empiece a trabajar desde el primer día, dado que el consenso de tres formaciones respecto a la idoneidad de la ley se rompe al hablar de su contenido.

No conviene olvidar que el tiempo (la falta de él) fue la excusa perfecta en la pasada legislatura para que algunas formaciones dejasen ‘morir’ el proyecto de ley presentado por el PP a la Asamblea el pasado diciembre. “Si no tuvieron prisa en renovar la ley en 20 años, no nos podían exigir prisa ahora”, justifican desde Ciudadanos.

Si para Gardel 20 años no es nada, en este caso 4 años sí lo son. Tiempo más que suficiente para retomar el proyecto o partir de cero. Para negociar. Quitar artículos, añadirlos o enmendar... Y no tener que decir en el inicio de 2023 que “nos hemos quedado sin tiempo”.

Las ‘excusas’ de falta de tiempo para tramitar la norma no pueden volver a repetirse si se empieza a trabajar desde el primer día

Twitter
Suplementos y Especiales