Herramientas
El XX Congreso Nacional Farmacéutico de Castellón escenifica la realidad del sector y consolida el camino iniciado en Córdoba
|
21 oct 2016 - 12:10 h
|

El XX Congreso Nacional Farmacéutico ya es historia. Historia con mayúsculas. Si en Córdoba se inició un camino de futuro, en Castellón se consolidó ese futuro que ya es presente. Un presente sólido, cohesionado, comprometido. Un compromiso con la sociedad escenificado por los 1.300 asistentes al congreso con la lectura, puestos en pie a petición del presidente del Consejo General, de un texto que contiene los preceptos básicos de la Farmacia y va en la línea del documento aprobado por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) en 2014. En este solemne y sorprendente momento, los asistentes que abarrotaban el Palacio de Congresos de Castellón vivieron un momento de exaltación de la profesión farmacéutica sin precedentes. Primer golpe de efecto para un Congreso que dará que hablar, como lo hizo Córdoba y como lo hará Burgos, próximo destino de la cita bienal del sector.

Sin solución de continuidad, Jesús Aguilar anunció la firma de un acuerdo con Marca España para que la farmacia sea así embajadora e imagen del país como referente en cercanía, accesibilidad, profesionalidad y confianza. La famosa ’capilaridad’ o la bien conocida labor del farmacéutico como agente sanitario más cercana a la población, como puerta de entrada al Sistema Nacional de Salud se ve así respaldada. La Farmacia es imprescindible, necesaria y estratégica en nuestro país como así dejó claro el presidente de la Organización Farmacéutica Colegial en la inauguración. Un evento planeado al detalle y en el que se reconoce el trabajo realizado por Sergio Marco, presidente del colegio anfitrión, y todo su equipo.

Grandes anuncios aparte, el XX Congreso Nacional Farmacéutico demuestra el compromiso del farmacéutico con su labor asistencial. Deja claro que algo ha cambiado, que el sector es consciente de lo que espera la sociedad, de su importancia y en esa dirección decide trabajar. El número de participantes, la calidad de las ponencias, mesas de debate y el elevadísimo número de pósteres habla de esa responsabilidad, del interés, de las ganas de evolucionar y consolidar la farmacia que viene.

Es momento de analizar todo lo expuesto en Castellón. Asimilar lo aprendido y actuar. Atención domiciliaria, dispensación de biológicos, directiva europea de falsificación de medicamentos, adherencia, servicios, abordaje de la cronicidad. El sector reclama protagonismo y reconocimiento. Y lo hace con la base de los hechos. Con la base moral que da el trabajo bien hecho. Los años pasados, los duros años de los ajustes han servido para algo. De ahí que la necesaria reivindicación de acabar con la presión sobre la farmacia cobra más sentido. Ejemplo de ayuda a la sostenibilidad del SNS, el sector reclama un marco normativo que apoye su hoja de ruta.

Twitter
Suplementos y Especiales