FARMACIA Y PROFESIÓN

En la agenda a abordar, los estatutos olvidados del CGCOF de 1959

Temas relacionados:
Herramientas
Presidente Editor de EG
|
05 abr 2019 - 13:20 h
|
<p>En la agenda a abordar, los estatutos olvidados del CGCOF de 1959</p>

La última vez que se vio “con vida” la intención de Sanidad y del CGCOF de dar luz verde a la actualización de sus estatutos, votados en enero de 2010, fue en abril de 2015. Quizás no resulte una prioridad renovar unos estatutos que datan de la época predemocrática y que incurren en cuestiones tan relevantes como la ausencia de limitación de mandatos o el desproporcional peso de provincias con unos pocos colegiados que se equiparan al peso de otras con más colegiados. Es lo que tiene la democracia, que hay que dar a las personas el voto adecuado, algo que no era una prioridad en 1959. En ausencia de nuevos estatutos se navega en un limbo que permite perpetuarse en el cargo de presidente, votaciones ponderadas cuando interesa o que provincias pequeñas, en ocasiones, pesen en determinadas cuestiones que no representan la realidad de la mayoría de la profesión. No sólo se peca de un anacronismo exagerado, sino que se impide que existan las vocalías oportunas en el seno del CGCOF, por no estar contempladas en los estatutos. ¿Alguien va a negar a la farmacia rural, de grandes y pequeñas provincias, una vocalía que les asegure su representación? ¿Y a los farmacéuticos adjuntos? El nuevo equipo ministerial, tras el 28A, debe enterrar primero los usos rancios de 1959.

Twitter