Una labor que merece la atención (farmacéutica)

Luis González, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid
Herramientas
LA FICHA: “Entró en el equipo de Gobierno del COF de Madrid en 1999,siendo presidente desde 2014” “El 18 de junio recibirá el premio a la Trayectoria Profesional en Farmacia otorgado por Fundamed & Wecare-u”
Madrid
|
17 abr 2019 - 13:00 h
|

Luis González es uno de los habituales representantes del sector farmacéutico y/o sanitario nacional que, edición tras edición, siempre acompaña a la familia de Fundamed y Wecare-u en la celebración de la gala de entrega de sus tradicionales —y reconocidos— premios con los que se destaca la excelencia en la sanidad nacional. Sin embargo, para Luis González, la XVIII edición que se celebrará en Madrid el próximo 18 de junio será cuando menos diferente. Esperemos que también especial.

Ese día, Luis González no (solo) será el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Ese día, será ese profesional “comprometido con la profesión farmacéutica, con visión sobre el abordaje de los asuntos prioritarios y con desvelo en corregir desigualdades en asuntos que penalizan la farmacia y que no son atendidos por ninguna otra entidad farmacéutica”; algo que, a juicio del patronato de Fundamed, le hace merecedor del Premio a la Trayectoria Profesional en el ámbito de la farmacia.

Así las cosas, no será la primera vez que el presidente del COF de Madrid tenga una de las estatuillas de los Premios Fundamed & Wecare-u en sus manos. Sí será la primera vez que suba al estrado y, lejos de entregarla a algunos de los premiados o recogerlo en nombre del colegio que preside, podrá ‘llevárselo’ a casa.

En esta ocasión la distinción puede considerarse personal, y aunque habrá que esperar al discurso que como galardonado ofrecerá en la gala del 18 de junio, a buen seguro que González, repartirá méritos, como ‘hombre de club’ —aprovechando su afición futbolera— que es. Y es que hasta que en 2014 asumiese por primera vez la presidencia colegial —inmerso ya en su segunda legislatura—, González ha ocupado diversas responsabilidades en la junta directiva para acumular una carrera colegial que se inició a finales del siglo XX.

En concreto, desde que en 1999 se estrenó como vocal de Titulares de Oficina de Farmacia, una responsabilidad que mantuvo hasta 2006, cuando saltó a la Secretaria y donde permaneció hasta 2014. Fue entonces cuando relevó a Alberto García Romero como máximo dirigente de un colegio que —por masa social— puede considerarse el de mayor peso de España.

Aunque Fundamed ha querido premiar toda una trayectoria profesional y su labor en puestos de representatividad que tiene su preámbulo en la década de los ochenta (cuando González fue forjándose en este ámbito formando parte de las directivas de las empresariales madrileña Adefarma y nacional FEFE), no cabe duda que en esta distinción tiene especial relevancia la labor realizada por él y su equipo de Gobierno al frente del COFM. Una labor que, siguiendo con la meritocracia, se ha visto cristalizada con la negociación de una nueva Ley de Farmacia regional con la que sustituir a la aún vigente y caduca que data de 1999.

El desvelo por la Ley de Farmacia

Este ambicioso proyecto ha quedado por el momento paralizado por el complicado trámite parlamentario y verse salpicado por el ambiente electoral que desde comienzos de 2019 ya empapa la actividad política en Madrid de cara a las elecciones autonómicas del 26 de mayo.

No obstante, esta paralización no debe olvidar el ambicioso contenido del proyecto de Ley, el cual reflejaba la posibilidad de que las farmacias pudiesen llevar a cabo atención farmacéutica domiciliaria a pacientes dependientes en situación de vulnerabilidad o la libertad de horarios para las oficinas de farmacia. En el caso de la Atención Farmacéutica Domiciliaria, la lucha por el avance asistencial de las farmacias madrileñas le ha supuesto tener que lidiar con “calumnias” y “difamaciones” de entidades representativas de Enfermería, contrarias a estos nuevos roles de las boticas. Frente a los ataques de profesiones “hermanas”, González —hijo de médico— siempre ha ofrecido diálogo y la colaboración.

Un proyecto que a buen seguro se retomará tras los comicios regionales y la composición del nuevo Parlamento regional. Así se han comprometido ya diversas formaciones. Pero “si algo se puede afirmar con rotundidad es que en la agenda sanitaria de Madrid sí está la farmacia”, a juicio del patronato de Fundamed y de una amplia capa de farmacéuticos, hombres y mujeres, que también avalan el reconocimiento que recibirá González el próximo 18 de junio.

biografía

Luis González Díez es Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Y es que frente a los numerosos casos en los que se suceden generaciones familiares de una misma profesión sanitaria, él rompió la rama médica abierta por su padre y decidió ser “especialista en el medicamento”, la definición que suele recordar cuando toca defender (con insistencia en los últimos tiempos) a la profesión farmacéutica y su capacitación. A la par que se establecía como titular de oficina de farmacia en el municipio de Alcorcón, establecimiento que mantiene, inició una trayectoria en puestos de representatividad profesional que sobrepasa tres décadas. En el COF de Madrid ha ejercido como vocal de Titulares de Oficina de Farmacia (1999-2006), secretario (2006-2014) y presidente (desde 2014). Asimismo, también es consejero del Servicio Madrileño de Salud.

Twitter
Suplementos y Especiales